Primer Seminario “Defensa Extrema “

CartelSDERealizamos el Primer Seminario de “Defensa Extrema”, en el cual los participantes aprendieron técnicas y tácticas para la defensa y combate en el piso, además de la aplicación de sometimientos y agarres para controlar a un oponente con técnicas de Chin Na, con la mano vacía o empleando un tubo, palo o el famoso bastón retráctil. Asimismo, y como tema final, practicaron defensas contra ataques y agresiones, empleando el kubotan como arma de protección personal. Fueron cinco horas de entrenamiento intensivo y real, recreando situaciones útiles para la defensa y protección personal.

Abarcamos desde el acondicionamiento físico general -muy importante para la defensa real-, diversas combinaciones de golpeo y pateo estando tumbados en el piso, ejercicios especiales para el combate en el suelo, dinámicas divertidas orientadas para incrementar las habilidades combativas y defensivas, explicaciones claras para que el participante pudiera realizar mejor su práctica y consejos para conocer la diferencia entre un entrenamiento marcial deportivo y otro enfocado para la seguridad personal, que es lo enseñamos en nuestras instalaciones. Cabe destacar que el maestro atendió a cada uno de los asistentes con respecto a sus dudas e inquietudes. En pocas palabras: un seminario profesional orientado a la defensa urbana.

Una amenaza llamada bullying, 2da. parte

Una amenaza llamada bullying, 2da. parte

¿Puede la práctica de las artes marciales ayudar a evitarlo y prevenirlo?

Artículo publicado en la revista “Dux Ryu Magazine”, mayo de 2014

Por Guillermo García Salmorán

En la actualidad se habla mucho del bullying como si fuera algo nuevo, pero nada más lejos de la verdad. Este fenómeno ha existido desde hace muchos años, sin embargo, hoy gracias a la difusión masiva de los medios de comunicación y a la fascinación por el uso del Internet se conoce más de esta terrible amenaza. Cada vez son más frecuentes los casos que escuchamos de acoso e intimidación que sufren muchos niños y adolescentes sin importar su edad o nivel socioeconómico. No es un problema exclusivo de México, Norte América o Latinoamérica, sino de todo el mundo.

¿Qué es el bullying?

El término “bullying” se refiere a la violencia e intimidación escolar que sufren algunos niños en sus escuelas,Bullying-01 principalmente, aunque también puede darse por medio del Internet o vía celular. Debido a la influencia que siempre hemos tenido de Estados Unidos, en muchos aspectos, varias palabras anglosajonas se han quedado en nuestro país como propias. Por esta razón es que mucha gente piensa que la palabra “bullying” es nueva y que se utiliza por un problema moderno de la adolescencia. No obstante, no es así ya que si indagamos varias personas que hoy son adultas podrían asegurar que incluso sufrieron de esta amenaza en su etapa de estudiantes. Insultos, empujones, golpes, burlas, acoso, robo de pertenencias, vejaciones, provocar miedo y hasta abuso de poder (por aparentar ser más fuerte física y económicamente) son las principales causas que padecen quienes son amenazados o intimados por parte de quienes ejercen el bullying.

Esta terrible amenaza no debe tomarse a la ligera, sino todo lo contrario se debe combatir y erradicar por completo, puesto que de no ser así las consecuencias podrían ser fatales. Muchos adolescentes encontraron en el suicidio su única salida, porque no supieron o no quisieron pedir ayuda de sus padres o maestros de la escuela por evitar a ser expuestos o por temor a ser incomprendidos. En estos casos siempre existe la víctima y el que ejerce el bullying, aunque la mayoría de las veces no es solamente una persona sino más de dos, por increíble que parezca y esto es porque uno aparenta ser el líder del grupo y los otros son los que acatan las órdenes. Por lo regular las víctimas suelen ser niños y adolescentes con baja autoestima, inseguros, aislados, en apariencia débiles físicamente, depresivos e irritantes la mayoría del tiempo; además de que son muy sobreprotegidos por sus padres, lo que ocasiona que se vuelvan dependientes y no puedan afrontar las vicisitudes de la vida.

En cuanto a los agresores, éstos suelen ser chicos que son más fuertes físicamente, en algunos casos con un mejor nivel económico, los más populares de la escuela pero no por su nivel académico, sino porque les gusta llamar la atención de los demás con su forma de vestir, hablar, comportarse y por traer siempre los gadgets más novedosos. En cierta manera, les gusta mostrar poder social y económico, pese que en algunos casos ni siquiera lo tengan en realidad, sólo son apariencias que utilizan para sentirse superiores. Sin embargo, no es necesario que el agresor sea rico para que ejerza el bullying, ¡para nada! A veces basta con que su objetivo sea otro niño indefenso y miedoso para intimidarlo a su antojo. Si las víctimas son obesas, muy delgadas, no agraciadas físicamente, son gays, pobres, o si tienen alguna discapacidad se vuelven en el blanco perfecto para ser acosados por quienes ejercen el bullying.

¡A defenderse!

Bullying-02En nuestros días se asocia, con mucha frecuencia, a las artes marciales o sistemas de combate con el problema del bullying. Tal vez sea porque hay ―de cierta manera― contacto físico (golpes, patadas, etc.) en ambos casos o porque quienes ejercen el bullying golpean indiscriminadamente a sus víctimas y una forma de defenderse es que los niños aprendan algún arte de combate. Pero ¿cuáles son los beneficios que adquieren los chiquillos al aprenderlo? ¿Son todas las artes marciales o sistemas de combate buenos para evitar o enfrentar el bullying? Es verdad que la práctica constante de algún arte marcial proporciona confianza, disciplina, respeto, liderazgo, fuerza, velocidad, coordinación, mejoramiento en la salud y el ansiado aprendizaje de la defensa personal; además de que ayuda a elevar la autoestima y a conocer nuevos amigos, lo cual es muy bueno para las relaciones personales. Por este motivo es que muchos padres preocupados por la seguridad de sus hijos deciden inscribirlos a alguna escuela de artes marciales, pensando que ahí podrán encontrar la seguridad necesaria para enfrentar la amenaza del bullying.

Ahora bien, debo decir que en estos tiempos hay artes marciales que más bien parecen un deporte espectáculo y están muy lejos de lo que fuera su esencia marcial. Estos deportes “marciales” están orientados a entrenar a los alumnos con otro enfoque que no es un enfrentamiento real en la calle, y mucho menos para enfrentar un problema de bullying. En la actualidad, los sistemas de combate basados en la realidad de la defensa están reemplazando a las artes marciales tradicionales, aunque todavía hay adeptos para ambas disciplinas. La forma en que se practica la defensa personal varía según el arte o sistema y del maestro que lo enseñe. Las metodologías que aplican las artes o sistemas basados en la realidad del combate son mejores que de las artes marciales con un concepto deportivo, ya que en el primer caso se entrena para enfrentar una situación de peligro real y en el segundo se practica para ganar una pelea, pero en un torneo y un combate callejero jamás será igual que un combate deportivo en donde se busca adjudicarse una bonita medalla o trofeo.

Enfrentar un problema de bullying va mucho más allá de saber únicamente dar saltos, patadas altas y hacer poses bonitas. Es importante que los alumnos adquieran otros conocimientos y habilidades para evitar o, en última instancia, encarar la amenaza del bullying. Lo primero que deben aprender todos los niños es que nadie tiene el derecho a tocarlos ni humillarlos y, lo más importante, que también tienen el derecho a defenderse de cualquier ataque o amenaza. El pequeño que sufre de acoso e intimidación escolar, seguramente es porque aparentemente lo ven débil e indefenso. Precisamente es en este punto donde la práctica de las artes marciales puede ayudar mucho tanto a quien ejerce el bullying como a quien lo está viviendo en carne propia. Para quienes sufren este terrible mal, con un entrenamiento constante, empiezan a adquirir más confianza en sí mismos, su mirada, caminar y en general todos sus movimientos corporales son más seguros, lo cual le servirá para mandar mensajes de que no son víctimas fáciles. Recordemos que el lenguaje corporal también emite mensajes a los demás; por lo tanto, en la forma en que hablemos, caminemos y miremos dirá que tan seguros somos de nosotros mismos. Asimismo, el entrenamiento marcial también ayuda a los que ejercen el bullying, enseñándoles principalmente a que respeten a su prójimo, porque como dice la máxima “en la forma que trates a los demás serás tratado después”.

Para defenderse de un acosador es importante aplicar técnicas y tácticas sencillas, no hay que olvidar que lo sencillo es lo más eficaz en situaciones de pelea callejera. Lo más importante, cuando ya no hay otra salida más que defenderse, es hacerle saber al agresor que uno no será la típica víctima fácil. El acosador tendrá la ventaja psicológica en el momento en que decida atacar porque creerá que enfrente tiene una presa que no pondrá resistencia, pero si su supuesta víctima le rompe ese esquema, golpeándole fuertemente en la cara, cuello, garganta, o dándole una patada en la rodilla o genitales, el programa de “invencible” que traía en la cabeza se le borrará por unos instantes, ya que el ataque sorpresivo de su “víctima” no se lo esperaba. Acto seguido el defensor debe aprovechar el momento para no darle espacio y atacarlo simultáneamente con manos y pies a la parte superior e inferior del cuerpo para que no pueda reaccionar y sienta como una ráfaga de golpes le está dando de lleno en todo su cuerpo. El que era la víctima inmediatamente debe correr del lugar para no exponerse más, no sea que lleguen otras personas a defender al agresor.

Ponerse a salvo

Antes de cualquier enfrentamiento se deben agotar todas las medidas de prevención y seguridad. Si alguien está siendo acosado el primer paso que debe dar es hablar con su maestro de escuela para que hablen con los padres tanto del agresor como de la víctima. Si el maestro no hiciera caso de la queja del chico o funcionó que el maestro tomara cartas en el asunto, entonces hay que dirigirse al director del plantel para que vea qué sucede con el caso. Asimismo, la víctima tiene que hablar con sus padres para ellos den la cara por él y no permitan, por ningún motivo, que la intimidación y acoso disminuyan su calidad de vida. Si es necesario, dependiendo de la gravedad del asunto, se debe denunciar el hecho ante las autoridades competentes. Cuando ya no queda otra salida y se hizo todo lo posible por no llegar a los golpes, entonces será el momento de emplear las habilidades combativas y defensivas para evitar ser una víctima más del bullying. El combate debe ser con determinación y sin miramientos, hay que dejar en claro que la supuesta “víctima” sabe defenderse y que de “víctima fácil” pasará a ser un defensor agresivo que no está dispuesto a que lo humillen.

Otros casos de bullying se dan cuando son varios agresores contra una persona. Generalmente hay un chico que fungeBullying-03 como líder del grupo y de es de esta manera que le hacen la vida imposible a su víctima. Es ocasiones los que acosadores esperan al “elegido” a la salida del colegio para robarle, insultarle o tundirle una paliza en conjunto. Si de por sí es difícil defenderse contra dos, sobre todo cuando no se tiene un entrenamiento marcial, más lo será cuando sean 5 ó 6 desadaptados. En estas terribles situaciones no se debe jugar al héroe, sino ser inteligente y buscar salir lo más rápido posible del círculo de los agresores. Lo que ellos quieren es que la víctima se espante y se paralice del miedo, ante esto los atacantes buscaran golpearle en bola para derribarlo y seguir tundiéndolo a patadas y golpes. Por ningún motivo se debe permitir que los lleven al suelo, ahí la situación se vuelve más crítica, ni tampoco a ningún lugar apartado de la vista de la población. ¿Qué se puede hacer en estas circunstancias críticas? Primero que nada, no dejarse intimidar y que el miedo los paralice para poder actuar eficazmente. Después no deben perder de vista a los atacantes que querrán echárseles encima, sus manos tienen que estar al frente como protección y así será más fácil defenderse. Con determinación se ataca al adversario más cercano, procurando golpearle a la cara, nariz, garganta, picar los ojos y con los pies a las rodillas. Si la ocasión se da hay que colocarse detrás de un agresor para utilizarlo como escudo de protección al aventarlo contra sus compañeros que querrán atacarlo, esto provocará que se obstruyan y tropiecen entre ellos. Además, se debe evitar, a toda costa, permanecer en el centro. Es necesario moverse alrededor del círculo atacando lo más rápido posible y cuando vean un hueco libre ¡salgan corriendo sin dejar de golpear a los lados y al frente! Si los encierran en el círculo, empezarán a sentir los golpes que le están dando pero aun así no dejen de pelear ¡No se den por vencidos! Busquen el espacio y huyan de ahí, no permitan que el ego y la vergüenza se apoderen de ustedes.

Con la práctica seria y constante de algún arte marcial o sistema de combate realista los niños proyectarán una imagen más segura, lo que les ayudará a que no sean blancos de la amenaza del bullying y con esto las idas a la escuela no se conviertan en un tormento.

Una amenaza llamada bullying

Una amenaza llamada…“bullying”

¿Quiénes y por qué lo ejercen? Pero también quiénes lo sufren

Primera parte

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista deportiva “DND”, julio de 2012 

El término “bullying” se refiere a la violencia e intimidación escolar que sufren algunos niños en susBullying-1 escuelas, principalmente, aunque también puede darse por medio del Internet o vía celular. Este fenómeno no es nuevo, ha existido desde hace muchos años sólo que no se le conocía por este nombre. Hoy, debido a que muchas palabras anglosajonas se utilizan en México la frase “bullying” llegó para quedarse y la gente piensa que es un suceso nuevo, pero nada más lejos de la verdad. Niños y adolescentes, especialmente, sufren en sus escuelas insultos, golpes, robos de pertenencias, discriminación e intimidación por parte de sus propios compañeros de clase o escuela. Para muchos se vuelve un infierno que los obliga a ya no asistir a clases por el miedo de soportar las agresiones, incluso se aíslan, deprimen, no quieren comer, si iban bien en sus calificaciones su rendimiento empieza a bajar, se vuelven desconfiados y temerosos. Ha habido casos de algunos adolescentes que por no poder encontrar una salida a su pesadilla, la muerte se convierte en su único escape.

¿Qué ocasiona el bullying? 

Desafortunadamente cada vez más se presentan casos de bullying no sólo en México, sino en muchas partes del mundo. En la década de los 70 ya se daban casos de bullying en nuestro país, si no pregúntenles a personas que ahora ya son padres y que deben tener entre 35 y 40 años de edad y que tal vez, algunos de ellos, sufrieron este terrible mal en carne propia. Quizá la diferencia sea que antes no se hacía tan patente, porque la tecnología no estaba tan avanzada como ahora. Hoy, gracias al Internet y a la difusión masiva de los medios de comunicación, por dar la nota, conocemos muchos casos desagradables de este cáncer de la sociedad moderna.

Es importante mencionar que el bullying no es exclusivo de las escuelas públicas, como muchos piensan, se da hasta en las privadas de mayor nivel sin importar si son niños o niñas. La falta de valores y la determinación por aplicar las reglas de conductas por parte del personal docente, hacen que entre los alumnos no haya respeto. La Ética, Valores Humanos y el Civismo son materias que deberían de impartirse en las primarias, secundarias y preparatorias de todos los niveles. Esto ayudaría, aunque sea un poco, a enseñar a los niños a que deben respetar a todo ser humano y que el verdadero valor no se encuentra en la apariencia física, coeficiente intelectual ni el tipo de ropa, útiles escolares o gadgets que utilicen, sino más bien en los valores, sentimientos y actitudes de cada persona. Recordemos que todo ser humano tiene algo interesante que enseñarnos, sin importar el nivel económico que tenga.

La escuela se convierte, para muchos cuando somos niños y adolescentes, en nuestro segundo hogar. Es ahí donde pasamos la mitad o más tiempo del día, tratando de aprender nuevas cosas que nos servirán para ser mejores ciudadanos. También, en ese mismo sitio, conocemos gente de otros lados y diferentes formas de pensar, algunos se vuelven amigos inseparables y otros sólo unos conocidos. Sin embargo, a veces el ser o pensar diferente a otras personas acarrea problemas. En las escuelas encontramos personas tímidas, serias, extrovertidas, inteligentes, ricas, pobres, de buenos y malos sentimientos. Quizá es por esta diversidad que a veces la integración o convivencia se vuelve un dilema para algunos, mas no debería de ser así. El problema radica cuando uno o más alumnos se creen superiores a los demás, ya sea porque tienen mejor ropa, mochila, celular, que sus papás van por ellos en coche, viven en una mejor zona o simplemente porque consideran que están mejor físicamente. El agresor normalmente busca sentirse superior y la mayoría de las veces no actúa solo.

Por lo general, este tipo de personas que provocan el bullying es porque acarrean una serie de problemas personales, que tienen su raíz en el seno familiar con los hermanos mayores que los tratan mal o con unos padres irresponsables y violentos lo que ocasiona que se frustren, se vuelvan desconfiados y muy agresivos con las personas que los rodean. Eso sí, en sus colegios y círculo de amistades suelen ser los chicos más populares, muy sociables, son o se creen poderosos, les gusta tener el control de los demás y la verdad lo consiguen, ya que incluso sus compañeros de fechorías suelen obedecerles sin objeción. Su autoestima, al menos en la escuela, es alta y tratan siempre de aparentar un gran liderazgo y superioridad en todos los sentidos. Por esta razón, sus víctimas tienen que ser niños tímidos, inocentes, con un estatus social más bajo que el de ellos, en apariencia débiles, que no sean más altos y fuertes puesto que entonces sí les costaría trabajar provocarlos y acosarlos. Nada tontos, ¿verdad?

Cuando el agresor ya escogió a su víctima suelen acosarlo todo el día y eso frecuentemente ocurre en el área de recreo, en los pasillos de la escuela, baños, a la salida del colegio, cafetería y en el salón de clases, donde aprovecha para robarle su torta, pertenencias, rayarle las libretas, golpearlo y escribirle insultos, groserías o amenazas en su butaca. Pero también puede suceder afuera de las escuelas, rumbo a la casa, en una tienda o cualquier establecimiento público y lo peor por Internet. Ya es muy frecuente que los agresores, como no actúan solos, graben sus maldades y las suban a la red para que miles de personas vean lo que provocan en sus compañeros de apariencia débil. ¡Imagínense ser acosado en todo lugar y en todo momento por unos frustrados de la vida! La víctima se siente acorralada y por temor se encierra en su mundo, sin contarle nada a nadie, ni siquiera sus papás. Verse golpeado, insultado, humillado y hasta vejado únicamente causa que sus demás compañeros de clases se burlen de él; los cuchicheos, miradas penetrantes y risas burlonas se vuelve la peor pesadilla de su vida y el ir a la escuela es un tormento, cuando debería ser algo satisfactorio.

El agresor y la víctima 

En una ocasión en un curso especial de “Seguridad Personal” el ponente nos preguntó que si el agresor queBullying-2 provocaba el bullying es porque él ya lo había sufrido anteriormente. Las respuestas fueron varias, pero lo cierto es que sí. El agresor busca repetir patrones de maltrato que vive en su casa, como lo mencionamos anteriormente, y después no busca quién se la hizo sino quién se la pague. Por el contrario la víctima por no tener una buena autoestima y no ser nada sociable se convierte en el objetivo clave y deseado de quienes ejercen el bullying. El provocador puede hacer valer su condición de superioridad y lograr que sus amigos y sus víctimas lo obedezcan en todo por meses o incluso por varios años. El problema es para las víctimas, quienes ya no saben cómo librarse de la intimidación, ven a su atacante como un ser indestructible, poderoso y que nada ni nadie los puede ayudar. Viven con mucha ansiedad y miedo, llegando al grado de darles dinero a sus agresores para que lo dejen en paz, situación que no sucede porque entre más les dé más quieren, eso se vuelve un completo abuso al grado que las víctimas inventan situaciones a sus padres para que éstos les den más dinero y si no lo consigue se lo roban, con tal de que su agresor los deje en paz, aunque sea por un momento.

Tanto el agresor como la víctima requieren de ayuda para cambiar su forma de vida. Se podría pensar que los que ejercen el bullying no tendrían consecuencias a futuro, pero lamentablemente sí las tienen. Si no se les proporciona ayuda a los agresores éstos podrían a llegar a tener problemas con la ley, con gente adulta y convertirse a la larga en ladrones o algo peor, ya que su única acción será imponer su voluntad, a la mala, para conseguir lo que desean. Creerán que todo se tiene que resolver u obtener con violencia, porque ese fue el ejemplo que adquirieron en su hogar. Para ellos todos están mal si no piensan de igual forma y a veces sin ningún motivo aparente reaccionan de forma muy agresiva, logrando que sólo se sientan a gusto con su grupo de “amigos” quienes son los que regularmente los ayudan a molestar e intimidar a los demás. En el caso de las víctimas, la ayuda también es indispensable porque están sumidas en un abismo que cada vez los jala más. Varios casos de niños y adolescentes que han sufrido bullying terminan en suicidio. De ahí la importancia de no pasar por alto cualquier indicio que diga que un niño está siendo intimidado, amenazado o humillado en su escuela por sus compañeros o por malas personas que se hacen pasar por sus dizques amigos. Estudios recientes han demostrado que un niño que sufrió acoso y burlas de mayor es propenso a la depresión constante, a no concluir sus metas por inseguridad y temor, baja autoestima, irritabilidad inexplicable por cualquier situación, perfeccionismo patológico, pueden caer en el alcoholismo y comportarse muy neurótico en su hogar y área de trabajo, lo que le acarrea más problemas personales con su jefe, compañeros de labor y por ende podría terminar despedido, cargando con otro dilema más en su casa al no llevar ingresos para sustentar a sus seres queridos.

Detectar a tiempo la amenaza 

¿Cómo saber que un niño o adolescente está viviendo con bullying? El primer indicio y el más notorio es el cambio de conducta en la casa con sus padres, y en la escuela con sus maestros. Regularmente el niño que está siendo amenazado constantemente en la escuela no hace nada, pero en su hogar se porta muy agresivo y, a veces, grosero con sus familiares. Otra señal es que no hace la tarea, se encierra en su cuarto, no come o sí lo hace es en exceso por ansiedad lo cual también es malo, busca cualquier pretexto para ya no ir a la escuela y no tiene deseos de divertirse. Evidentemente, si algún niño o adolescente llega a casa con moretones, la ropa desgarrada, sangrando, llorando, sin alguno de sus útiles escolares, es porque claramente algo grave le está sucediendo. Tal vez por temor o porque lo amenazaron al principio no dirá nada ni siquiera a sus padres, es capaz inventar situaciones para que sus papás no sigan interrogándolo; sin embargo, lo único que busca es aislarse y ocultar la realidad para evadir la sensación de volverse a sentir humillado.

En el colegio también su forma de actuar cambia radicalmente, ya no quiere entrar a clases, se aparta de sus compañeros, su caminar y mirada son inseguras, no presenta sus tareas pero es posible que sí lleve terminadas las de su agresor porque así se lo exigió, sus calificaciones bajan, llega tarde a clases, no tiene amigos, evita estar en los lugares donde está su provocador, no presta atención a las clases y no le tiene confianza a sus maestros o de plano se va de pinta. Si los padres o maestros detectan estos cambios en los niños, deben de actuar de inmediato. El bullying no tiene que tomarse, por ningún motivo, como un asunto sin importancia. Si no se le da la magnitud necesaria las consecuencias podrían ser muy devastadoras.

El papel de los padres 

Los papás son una pieza fundamental en el desarrollo y crecimiento de sus hijos. A pesar de que en la actualidad ―en muchos casos― tanto mamá como papá trabajan para ayudar a los gastos del hogar, siempre se debe buscar el tiempo necesario para estar al pendiente de los hijos. El amor y la confianza que los padres les muestren serán de gran ayuda y valor para los chiquillos, puesto que crecerán con una alta autoestima. El buen ejemplo y costumbres, así como la buena educación deben empezar en el seno familiar. Los padres que se aman entre sí, se respetan mutuamente eso mismo transmitirán a sus hijos como modelo de vida. Por el contrario, si los padres no se aman e insultan frecuentemente ¿qué ejemplo le estarán dando a sus vástagos?

Ahora bien, cuando un niño presente síntomas de que está haciendo acosado o golpeado, es responsabilidad de los padres acercarse a él para platicar y preguntarle qué está sucediendo. Escúchenlo con atención y no lo interrumpan, es muy importante que el niño sienta que está siendo escuchado para poder contar todo con confianza. Si se descubre que en realidad el niño está sufriendo bullying, porque cómo lo mencione anteriormente puede ser que la primera vez no quiera decir nada, no se debe reaccionar irritado por la situación, estar calmado, que el niño se sienta protegido, amado y dejarle en claro que él no es culpable de la situación, es lo mejor. Por supuesto, decirle que no van a permitir que lo sigan acosando y que tomarán cartas en el asunto inmediatamente, para terminar lo antes posible con ese problema. Ir a la escuela para hablar con los maestros y director, sería el primer paso para saber por qué su hijo sufre de bullying. Pedirle ayuda a los docentes es importante, puesto que ellos pasan toda la mañana con los niños y podrían investigar quién está ejerciendo bullying contra sus hijos o saber qué originó el problema.

Si ya se habló con el personal de la escuela y se descubre quién o quiénes están acosando al niño, el siguiente paso es hablar directamente con los padres de los agresores para que corrijan a sus hijos. La plática debe ser respetuosa sin llegar a la violencia, porque esto ocasionaría más violencia y el problema se agravaría para todos. Entre la ayuda mutua de maestros, amigos del niño y padres del agresor se debe terminar con la amenaza. Con el transcurso de los días es transcendental no perder el contacto con el personal docente para saber cómo va la situación del niño, qué cambios está teniendo y, lo más importante, que ya no está siendo golpeado o humillado. En la medida de lo posible, porque a veces el trabajo no lo permite, sería excelente ir a recoger a la escuela a los hijos para que éstos se sientan más seguros, pero también enseñarles que no deben tener miedo de estar solos. Es fundamental mostrarle cariño y amor al niño en todo momento, hacerle saber que no está solo y que pronto podrá vivir sin amenazas. La comunicación constante con el niño ayudará a averiguar por dónde está el dilema, así como crear un ambiente agradable y amoroso en el hogar serán de mucho valor para el chiquillo. Algo que podría ayudar al niño a su conducta es practicar algún deporte de su agrado, convivir con niños de su edad y que no muestren comportamientos agresivos y antisociales. De esta manera el niño crecerá en un entorno de verdadera amistad y autoestima. No obstante, si se toman todas las medidas necesarias para frenar el bullying y aún así no da el resultado deseado, no se dude en denunciar ante las autoridades potentes este problema que debe erradicarse por completo.

El papel de los maestros 

Bullying-3En los colegios la primera figura de autoridad o confianza son los maestros. Ellos se pueden llegar a convertir en grandes amigos para los niños, siempre y cuando les demuestren su aprecio y respeto. En ocasiones a los maestros se les ve como unas personas “sabias”, pero aunque no sean así en realidad son las imágenes del buen vestir y hablar que muchos estudiantes tienen de ellos en las escuelas. El maestro o profesor debe enseñar valores y transmitir confianza no sólo ser alguien que “instruye” una materia, ciencia o arte, sino ser un guía, un verdadero pedagogo del camino de la vida, un apoyo docente cuando los alumnos lo necesiten. Por esta razón principal, los maestros son la primera figura de confianza que un alumno debería tener cuando tuviera un problema que resolver en el colegio.

El maestro es el encargado de impartir, de igual modo, la disciplina en las aulas y estar al pendiente de la educación de todos sus alumnos. Un buen profesor está capacitado para dialogar y fomentar la convivencia entre el alumnado, por medio de dinámicas grupales que hagan que los alumnos participen y se conozcan mejor. Si notara que uno de los alumnos llegara a burlarse, por ser más inteligente que otros, y ocasionar fricciones entre los compañeros debe poner un alto de inmediato, dialogando con ellos para decirles que el respeto es primordial y dejar que la situación se convierta en una amenaza de “bullying”. Otra manera de interactuar entre el alumnado para fomentar el respeto es realizar pláticas acerca del bullying, sus causas y consecuencias, establecer reglas en el salón de clases para promover el compañerismo y evitar el bullying.

Si todo lo demás falla y en determinado momento un alumno le pide ayuda o consejos, porque está siendo acosado, es deber del maestro identificar al agresor para hablar con él acerca de cuál es el motivo por el que ejerce el bullying. Además, es importante que hable con los padres del acosador y les comente la conducta que está ejerciendo su hijo, a lo mejor de esta manera averigua si el agresor vive en un ambiente hostil y antipatía de parte sus papás. A la vez tiene que contactar a los papás de la víctima para hablarles de la situación del niño, ofrecerles su apoyo y en conjunto buscar la solución pacífica al acoso que sufre su hijo.

Algunos creen que mandar a los niños a practicar artes marciales será suficiente para que no sufran bullying, pero ¿acaso basta  con aprender a dar patadas, golpes y saltos para frenar con esta amenaza? ¿Están todos los profesores o instructores realmente capacitados para ayudar a terminar con el acoso e intimidación escolar? Este tema lo analizaremos a profundidad en el próximo número.

Continuará…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entrenamientos

Da clic en la imagen para ampliarla y ver los horarios que ofrecemos.

             PresentaciónPuerta1

Wing-Chun contra la historia

Wing-Chun contra la historia 

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en el “Directorio Nacional Deportivo”, abril de 2008 

El Templo Shaolin ha sido destruido por los manchúes, sólo cinco monjes (entre ellos una mujer) logran escapar. Cada uno toma caminos diferentes para poder preservar el legado Shaolin. Ng Mui, la única monja del templo y que logró escapar, se refugia en la montaña Tai Leung en el templo de la Grulla Blanca durante mucho tiempo. Como cualquier persona tenía que comer y para hacerlo bajaba al pueblo para comprar sus víveres. Fue en una de esas ocasiones cuando conoció a una joven bella llamada Yim Wing-Chun. Esta joven tenía problemas con un forajido, quien la estaba obligando a que se casara con él. La monja al saber que la chica era débil y no sabía defenderse, decide ayudarla para que no se casara que el tipo que la estaba amenazando. Para esto, Ng Mui le empieza a enseñar un estilo rápido, directo y económico en movimientos que desarrolló mientras estuvo en el Templo Shaolin.

Después de un tiempo de enseñarle su estilo, el cual no tenía nombre hasta ese momento, Yim Wing-Chun decide enfrentar a su acosador para que la dejara vivir en paz. El agresor pensó que por ser mujer la vencería fácilmente, pero ¡oh sorpresa! La chica salió airosa y su asediador jamás la volvió a molestar. En honor a la bella joven, Ng Mui decidió llamar a su estilo Wing-Chun (en cantones Yong-Chun) que significa “Bello tiempo de primavera”. Ésta es la historia más conocida y hasta hace poco aceptada acerca del origen del Wing-Chun. Sin embargo, actualmente hay varios maestros, sobre todo occidentales, que están dudando del origen de este estilo. Incluso algunos se atreven a afirmar que Ng Mui jamás existió, que es sólo un mito como muchas historias chinas. Esto lo dicen con base en que China es un país muy supersticioso, ya que muchas de sus creencias tienen base en leyendas ancestrales, o seres mitológicos que guían sus vidas, entre otras cosas.

También aseguran que es difícil que una mujer haya creado un estilo tan efectivo, además de que dicen que en Shaolin nunca se permitió la entrada a mujeres y menos que fueran guerreras. Ésta es otra teoría que cada día toma más fuerza entre los practicantes de Wing-Chun de todo el mundo. Si existió o no eso no lo sabemos, porque no estuvimos ahí para atestiguarlo y hasta ahora nadie ha podido confirmarlo fehacientemente. Supongo que dudan de la creadora por ser mujer: ¿cómo
es posible que una monja haya desarrollado un estilo tan efectivo para la defensa?, ¿acaso tuvo varios enfrentamientos y con base en esta experiencia creó un sistema contundente y de manera científica? Según cuenta la leyenda, Ng Mui desarrolló este estilo para contrarrestar a los sistemas clásicos de Shaolin, los cuales utilizaban posiciones bajas, largas y muy incomodas que no eran útiles para la pelea real, pero aquí surgen otras dudas, ¿qué estilo o estilos aprendió durante su estancia en Shaolin? ¿Cuál fue realmente la base del desarrollo de su sistema: estilos sureños, norteños o internos? Si tomamos esto como base, tendríamos que descartar los estilos norteños, ya que una de las cosas que a la monja no le gustaban eran las posiciones largas, como la mayoría de los estilos del norte. Entonces, ¿de dónde surgió? ¿De la mantis, de la grulla, del tigre o del dragón? Hay otra teoría más acerca del origen del Wing-Chun que dice que Ng Mui al ver una pelea entre una grulla y un zorro, otros dicen que fue una serpiente e incluso un tigre, ¿más dudas?, creó su estilo haciéndolo único y efectivo. En lo personal, también descartó esta teoría por ser absurda y no tener fundamentos sólidos para creerla.

De acuerdo a mi investigación, Ng Mui fue experta en varios estilos, entre ellos el Wudang, el cual refiere su nombre a las montañas de los taoístas del mismo nombre en la provincia de Hubei. Otro estilo que aprendió fue el Yuejiaquan, fundado y desarrollado por Yue Fei, un patriota y militar nacionalista que peleó durantela Dinastía Songdel Sur. Este estilo sureño es casi desconocido en Occidente, pero es en este sistema donde encontré lo que podría ser la base fundamental del Wing-Chun, debido a que fue un estilo que se enseñó principalmente a los soldados porque era simple y directo, con ataques orientados para el ejército y que está basado en técnicas internas y externas con golpes dirigidos a los puntos más vulnerables del cuerpo humano. Esto suena más lógico dada la similitud que existe entre ambos estilos, pero aquí viene otra interrogante: ¿si Ng Mui fue experta en estilos de Wudang, qué hacía en Shaolin? Incluso la historia cuenta de una supuesta rivalidad entre Shaolin y Wudang, ¿o acaso es otro mito chino? Para aquéllos que dudan de que en el Templo Shaolin no hubo monjas siento mucho decepcionarlos, porque de acuerdo con una fuente muy confiable que consulté sí hubo, pero estaban separadas de los monjes y tenían el doble de reglas, 500 en total. Sea como sea, lo cierto es que el Wing-Chun se convirtió en uno de los estilos más practicados en todo el mundo, por algo ha de ser. 

Tradicional o moderno

Otras de las polémicas que surgen actualmente entre los practicantes es que aseguran que el Wing-Chun tradicional ya no es tan bueno como antes, debido a que los tiempos cambian y que por eso hubo la necesidad de modificarlo. Estas cuestiones también se prestan para el debate. Muchos maestros orientales y occidentales han modificado el sistema que aprendieron de sus maestros, porque sostienen que ya no era útil para nuestros tiempos y que habría que adaptarlo a las nuevas circunstancias que presentaba la vida; además de que la mayoría jura haber aprendido todo el estilo en secreto de parte de su Sifu. Por ser un estilo simple y directo, muchas personas han creado su propia versión, añadiéndole o quitándole varios movimientos para, según ellos, hacerlo más efectivo. Le han modificado desde la posición básica de las piernas hasta cambios en los movimientos de manos, brazos y las patadas. De hecho, también algunas ramas accidentalizadas del sistema han creado la pelea en el suelo, esto a raíz de que a principios de la década de los noventas un grupo de arte marcialistas provocó un auge en todo el mundo, organizando torneos donde ponían a prueba la vulnerabilidad de muchas artes marciales, en cuanto a la pelea en el suelo. Obvio, esto causó mucho impacto en la mayoría de los practicantes, quienes empezaron a dudar de su estilo y de sus maestros. No obstante, los grandes maestros jamás hicieron caso de esta polémica, hasta me atrevo a decir que se rieron mucho de ver cómo un par de sanguinarios casi se mataban en un octágono, llenando el ego de los organizadores que se empezaron a creer invencibles. Pero como dice la ley de la gravedad: “Todo lo que sube tiene que bajar”, y así fue. De pronto, esos “invencibles” pasaron al anonimato y con varias peleas perdidas en su haber. Afortunadamente este auge de creer que todas las peleas terminan en el suelo está pasando de moda, y en unos años más será otra cosa la que impacte al mundo de las artes marciales.

Quiero dejar en claro que en el auténtico Wing-Chun jamás ha existido la pelea en el suelo. El Gran Maestro Yip Man nunca enseñó a nadie técnicas para pelear en el suelo, ya que el verdadero estilo fue creado para pelear de pie en un espacio reducido. Y como decían los grandes maestros del Wing-Chun “si tu oponente llega a estar en el suelo es porque ya lo venciste”. También se dice que el propio Yip Man aprendió dos versiones diferentes del sistema de parte de sus maestros cuando vivió en Futsan, en donde el tipo de patadas eran diferentes a como lo enseñó en Hong-Kong. Es a partir del Gran Maestro Yip Man que el Wing-Chun daría un giro importante para su historia. En 1900 Yip Man se mudó a Hong-Kong y ahí tuvo varios alumnos destacados como Wong-Shun Leung, Moy Yat, Bruce Lee (ambos ya fallecidos) William Cheung, Hawking Cheung, Victor Kan y Leung Ting. Éste último quizás el más renombrado a nivel mundial, y quien posee una de las organizaciones más fuertes del mundo, no sólo de Wing-Tsun (como él así denomina a su estilo) sino de todas las artes marciales. La mayoría de los alumnos destacados de Yip Man modificaría ligeramente el estilo que habían aprendido para adaptarlo a sus preferencias personales, de acuerdo a sus propias experiencias en peleas reales o de cómo asimilaron lo que aprendieron de su maestro. Se trata de una visión distinta de un mismo sistema y todas son válidas, porque cada estilo modificado aporta algo diferente e interesante. Las nuevas generaciones siguen modificando el arte para atraer más adeptos o para ganar más dinero, lo cual no está mal siempre y cuando enseñen con ética y sin engañar a sus alumnos.

Hoy, la mayoría de los estilos tradicionales han sido modificados por sus practicantes creando otras ramas o como dicen ellos “hemos mejorado nuestros sistemas para hacerlos más útiles a nuestra época”. Quizá esto lo digan porque en la actualidad nadie pelearía con el estilo del mono, la grulla, del tigre u otro animal, o porque en este siglo quien te quiere atracar lo hace con un cuchillo o pistola. Lo cierto es que si alguien nos ataca con un arma fuego, lo mejor será no hacer nada heroico y creernos Superman. Ni el mejor estilo del mundo puede hacer nada frente un arma de fuego, las balas matan y apuesto a que la mayoría no está entrenada ni preparada para afrontar este tipo de situaciones. El Wing-Chun es un estilo muy efectivo en la pelea frontal contra un agresor que no tiene armas, si se llega a tener este tipo de agresión lo mejor será estar bien preparado para salir avante, sino es mejor huir si se puede y no hacerle al Jackie-Chan o Bruce Lee. Ante todo inteligencia y amor propio, pues nada vale más que nuestra vida.

 Para todos los que somos amantes del Wing-Chun lo más importante es que a pesar de tantas versiones del origen y modificaciones del estilo creado o no por la monja Ng Mui, nos sentimos seguros y practicamos un verdadero arte para la defensa personal, pero repito no hay que hacer nada estúpido ante una situación de peligro real ni tampoco queramos seguir modificando el sistema o peor aún crear nuestra rama con base en nuestras nulas experiencias de defensa personal. Para que un arte sea efectivo debe tener fundamentos  para comprobar que lo es.

A pesar de que su origen no es seguro y que cada día surgen más versiones (y seguirá habiendo más), el Wing- Chun se ha convertido en el estilo más famoso de las artes marciales chinas. Si surgió o no en Shaolin, si fue o no la monja Ng Mui su creadora, lo cierto es que ni el tiempo ni la historia podrán derrotar a este inigualable sistema de defensa personal.

 

    

Pequeños Dragones

Pequeños Dragones

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista de artes marciales del “Templo Shaolin México” 

Dragon Ball, Kung-Fu Kid, Power Rangers, Avatar, Mulan, Wendy Wu, Las Aventuras de Jackie-Chan y Kung-Fu Panda son personajes de artes marciales que han invadido la pantalla chica y grande, para deleite de todos los niños que tienen la ilusión del poder, la sabiduría, de jugar a ser líderes y de convertirse algún día en súper estrellas. Muchas personas se iniciaron en las artes marciales gracias a las películas de Bruce Lee, Jackie-Chan o Jet Li para tratar de emular sus habilidades que demuestran en el cine. Pero, ¿quién no soñó con esto y más cuando fue niño? Incluso muchos lo siguen haciendo a pesar de ya no ser unos chiquillos. De niños somos sinceros, dulces y amorosos. Imaginamos o jugamos a mejorar nuestro planeta con nuestros propios inventos. Escogemos a un personaje, que lo hacemos nuestro ídolo, para ir luchar en contra de las injusticias. Sin embargo, un día nos damos cuenta que en realidad no tenemos superpoderes como nuestros héroes, nos volvemos muy extravertidos porque tenemos mucha energía que no podemos controlar. Es entonces cuando nuestros padres buscan que realicemos alguna actividad física, y muchos de ellos eligen a las artes marciales como la disciplina que moldeará nuestras vidas.

La puerta hacia el crecimiento

Es verdad que cualquier deporte -bien enseñado y practicado- proporciona muchos beneficios a los niños, pero las artes marciales les brindan la oportunidad de desarrollar habilidades y destrezas físicas que otra disciplina no les daría. ¿Por qué? Porque el Kung-Fu, Karate, Tae-Kwon-Do u otra técnica marcial les enseña a ser disciplinados, a integrarse a la sociedad, a superar la timidez, los aleja de los vicios, les inculca el respeto a sus maestros, padres y compañeros, en algunos casos también aprenden a defenderse y, lo más importante, se vuelven seres responsables. Cuando un niño se adentra en el mundo de las artes marciales uno de sus mayores desafíos es lograr que se concentre en lo que realiza. Si lo hace mejorará su coordinación, lo cual quiere decir que su mente y cuerpo está trabajando juntos, así de esta manera irá adquiriendo más confianza y su desempeño será mejor. Los pequeños se fascinan con los movimientos que tienen los diferentes estilos, ya que se identifican con el símbolo del héroe invencible y esto hace que su habilidad crezca día con día. Con el tiempo, los padres de los chiquillos se dan cuentan que la práctica marcial empieza a rendir frutos en el desarrollo y comportamiento de sus hijos, pues éstos comienzan a mejorar en la escuela y también adquieren una seguridad personal muy útil para la vida. Sin embargo, los niños necesitan que se les motive constantemente, ya sea por sus padres o sus profesores, porque es normal que cuando encuentren dificultades en su práctica o experimenten una frustración, se desanimen y no quieran volver a entrenar.

Demonios internos

Todos alguna vez en la vida hemos experimentado miedo, odio e ira. Estos “demonios internos” frenan el avance de los niños en su camino marcial, pero es aquí donde el papel del maestro entra en juego. Si el pequeño recibe amor y respeto por parte de sus instructores, eso mismo darán ellos, ya que los ven como una guía y muchas veces hasta como una inspiración, pero cuidado si el maestro los decepciona porque entonces ya no creerán en él y es muy seguro que abandonen la escuela y busquen otros rumbos. Tal vez jamás regresen a entrenar artes marciales. Muchas veces los niños que tienen una baja autoestima no logran los mismos resultados que los que poseen una buena seguridad en sí mismos, debido a que estos últimos –al tener una aptitud positiva– la construyen mediante experiencias de éxito y buena guía marcial y espiritual. Las artes marciales ofrecen a los peques esas pericias, puesto que con el entrenamiento pueden aumentar la confianza. Una vez que el niño siente que su seguridad interna mejora, su esfuerzo en los entrenamientos será mejor y sin reservas. Para que los niños puedan deshacerse de sus “demonios internos” necesitarán la orientación de sus maestros o instructores, pero si éstos no están capacitados para enseñarles el camino correcto o cómo deben luchar contra ellos mismos, lo más seguro es que los infantes se den por vencidos y no vuelvan a practicar ningún arte marcial, y lo peor es que se decepcionarán de sus maestros. A los niños hay enseñarles de forma correcta, guiarlos, darles seguridad, apoyarlos para que de esta manera eliminen para siempre esos monstruos que les impiden seguir adelante. Necesitan una excelente guía en los aspectos mental, físico y espiritual dentro del arte guerrero para que desarrollen todo su potencial. Si al alumno se le trasmite confianza, esto será la fuerza que necesite para que pueda asumir retos que a lo mejor le parezcan imposibles y logre cumplirlos. Para que un niño vaya subiendo de nivel, en el arte que practica, se les debe corregir cada error que pudieran tener y enseñarle que las situaciones en cierta ocasiones parecen difíciles, pero que se deben asumir como parte de la vida para poder crecer. Muchas veces el enemigo a derrotar no está a nuestro alrededor, sino dentro de uno mismo. Si el niño entrena con perseverancia se volverá más fuerte y hábil técnicamente, desarrollará autoconfianza, lo cual le ayudará para que se desenvuelva en sus relaciones personales.

Las formas

El Kung-Fu, más que cualquier otro arte marcial, posee una gran variedad de formas a manos libres y con armas que son muy vistosas para el espectador. Hay rutinas que representan a varios animales, tales como el tigre, el leopardo, la grulla, el mono, la serpiente, el mitológico dragón, la mantis religiosa, además de un borracho (de cuerpo no de mente) y un centenar de imitaciones más. El entrenamiento de las formas proporciona una buena orientación del espacio, equilibrio, fuerza, fortalecimiento de los músculos, concentración y precisión. Algunos profesores utilizan la numeración como ayuda para enseñar de manera correcta estas secuencias a los niños. Cada que cuenta un número, el pequeño debe realizar un movimiento adecuado de la rutina que está aprendiendo. Por lo general, los niños empiezan con rutinas básicas, es decir, que no poseen movimientos difíciles de realizar. De forma gradual, los niños aprenden a hacer mejor su forma, y así sucesivamente hasta que estén listos para las ejecuciones más avanzadas. La mayoría de las veces los niños muestran entusiasmo por aprender las formas, ya que les gusta hacer volteretas y saltos que tal parece les provoca entusiasmo y esfuerzo. De hecho, se ha llegado a crear en ciertos momentos una competencia sana entre los niños y esto es bueno, ya que cada uno intentará esforzarse cada día más para demostrar que es mejor que su compañero. La competencia no es mala, siempre y cuando el maestro o instructor sepa educarlos para que no caigan en disputas que rompan con la armonía de la clase e incluso de la academia. Las formas simulan ataques y defensas contra uno o varios atacantes, y según dicen algunos maestros son la esencia del estilo que se entrena. Al entrenar estos movimientos entrelazados se obtienen beneficios tanto somáticos como psíquicos, además de que proporciona salud mental y veces son buenas para eliminar ciertas enfermedades como una gripe ligera o el asma.

El arma secreta

Mucha gente piensa que los chicos que entrenan artes marciales se vuelven violentos e irrespetuosos, sin embargo, muchas veces son más tranquilos y disciplinados que la mayoría de los niños que no practican ningún deporte. La labor que tienen los maestros que están a cargo de los chiquitines es muy importante y hasta muchas veces transcendental, puesto que no sólo se trata de enseñarles habilidades técnicas para defenderse, o cómo ser buenos competidores para ganar trofeos o medallas, sino crear una base sólida que les ayude a enfrentar la vida de diferentes maneras, a crecer con responsabilidad y fomentar una autodisciplina que les servirá para su conducta diaria. Preocuparse por el desarrollo de los niños y darles afecto, es el arma secreta que todo maestro necesita para ganarse a sus alumnos pequeños. De nada servirá ser el “mejor profesor”, tener varios trofeos, medallas y diplomas o incluso ser campeón de no sé cuánto torneo, si no sabe transmitir el conocimiento con lucidez. Si a un niño se le motiva constantemente y se le corrige sus errores, sin duda apreciará más a su maestro o instructor, porque se dará cuenta que sí le importa su educación y su progreso. Cuando un infante se siente amado o apreciado, su desempeño mejora y por ende los resultados son sobresalientes. Así es, puede ser que en muchas escuelas de artes marciales se encuentren muchos “Pequeños Dragones” quienes dejan su alma en el entrenamiento, porque tienen la ilusión de convertirse en algún héroe de pantalla, otros quizá quieran ganar muchos torneos o llegar algún día a representar a su país en alguna justa internacional. Todo esto es bueno y válido para los pequeñines, puesto que nadie tiene el derecho de borrarles las ilusiones y mucho menos de robarles ese gran sueño, ya que tal vez ésa sea su única fuente de inspiración. No olvidemos que cuando se admira a alguien se suele entrenar mejor, pues el propósito es ser como ese “alguien” a quien tanto se idolatra. Adelante pequeños dragones, los únicos que pueden detener su camino hacia el éxito son ustedes mismos. ¡Querer es poder! Como decía el Pequeño Dragón, Bruce Lee: “Saber no es suficiente, debemos aplicar. Desear no es suficiente, debemos hacer”.

Las mujeres en las artes marciales

Las mujeres en las artes marciales

¡Adiós a mitos y falsedades!

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista “Directorio Nacional Deportivo”, marzo de 2010

Se dice que las mujeres son el sexo débil y que por eso nunca podrán ganarle a un hombre en una pelea cuerpo a cuerpo. Pero, ¿por qué se piensa que las féminas son frágiles? Quizá porque los hombres son más corpulentos, o tal vez es la mentalidad que se tiene acerca de que ellas jamás alcanzarán la fuerza masculina. A lo mejor también es cuestión de educación, ya que desde que somos niños nos “meten” ese programa en nuestra cabeza y muchos varones se quedan con él toda su vida. ¿Qué nos decían en la escuela? Las mujeres no pueden jugar futbol porque les pueden dar una patada; si había  talleres escolares el de cocina y corte era para mujeres, y la carpintería y electricidad para hombres. ¿Y en la casa los padres a dónde mandan a sus hijos? En su mayoría, los niños van al Karate, Taekwondo o al futbol americano y las niñas a clases de baile, pintura, piano o gimnasia artística. ¿Y por qué no al revés? Las chiquillas también pueden ser buenas o mejores artes marcialistas que los chiquitines. De hecho, hay varios ejemplos que así lo confirman.

Desafortunadamente traemos varios programas “cochinos” en nuestro cerebro desde la infancia y uno de ésos nos hace ver a las damas como seres indefensos e incapaces; y en un ambiente donde tal parece que nuestra cultura nos impone ciertos paradigmas ya está establecido qué es para las mujeres y qué es lo deben hacer los hombres. La HistoriaUniversalnos dice que los grandes conquistadores, líderes o personajes que dejaron huella en nuestro mundo son, en su mayoría, varones salvo ciertas excepciones como Juana De Arco, La reina Isabel I de Inglaterra, Sor Juana Inés de la Cruz, Isabel Allende, lograron destacar por encimas del llamado “sexo fuerte”, incluso las dos primeras combatieron contra hombres, aunque la reina Isabel nunca fue al campo de batalla −sólo daba las órdenes que sus súbditos debían ejecutar− derrotó a los españoles, no así Juana De Arco, conocida también como la doncella de Orleans, que siendo una adolescente (tan sólo 17 años) lideró al Ejército francés en la Guerra de los Cien Años para liberar a Francia de los invasores ingleses.

Liberación femenina

Desde hace muchos años las mujeres se han ganado un lugar de respeto dentro de la sociedad, muchas veces acaparada y dominada por el sexo masculino. Cada día más, su toma de decisiones cobra más importancia y se hacen notar en muchos ámbitos en donde antes ni figuraban. Muchas féminas han demostrado su talento en la política, el deporte, los negocios y por supuesto en las artes marciales. En la actualidad, no es raro ver a una dama a cargo de un grupo de ejecutivos, dueña de una micro empresa, líder de un partido político o campeona de una disciplina marcial u olímpica. Sin embargo, para que lograran esto tuvieron que luchar contras muchos prejuicios que imponía nuestra comunidad, por el simple hecho de ser mujeres. Antes se pensaba que sólo eran buenas para los quehaceres del hogar, cuidar a los niños y servir al marido, pero que equivocados estaban todos aquéllos que así pensaban.

Ahora bien, el motivo por el que una persona del sexo femenino intenta aprender artes marciales es muy diferente al de los varones, porque por naturaleza éstos son más atrevidos y competitivos. Las mujeres buscan, en la mayoría de las ocasiones, aprender a defenderse y con esto ganar seguridad en sí mismas. No obstante, también tienen que “luchar” contra los mitos de que si entrenan una técnica marcial perderán su femineidad y saldrán lastimadas porque las artes de combate son sólo para los hombres. En ocasiones también desisten por no encontrar en el lugar de entrenamiento a más chicas interesadas en las artes orientales. Tampoco desean que las acosen, las traten mal o les dejen un moretón en alguna parte del cuerpo. Y si a esto le agregamos el miedo que tienen al entrar en un mundo totalmente diferente al suyo, más difícil se vuelve su situación.

Pero a pesar de todo eso muchas damas han vencido todas esas barreras, algunas reales y otras imaginarias, para lograr sus objetivos. Se olvidan del “qué dirán” y prefieren demostrarse a ellas mismas que incluso son mejores que los hombres. Una vez que logran cambiar su forma de pensar y transformar su miedo en seguridad, se convierten en unas guerreras capaces de vencer al más fuerte. Ante todo y lo más importante que cuenta es la actitud con la que enfrentan las situaciones de la vida. Las mujeres pueden suplir su falta de musculatura y fuerza con su sensibilidad nata, la cual podrían aprovechar para ser mejores técnicamente que los hombres.

No es raro ver que en las academias de artes marciales haya más hombres que mujeres. Desde hace mucho tiempo las muchachas han venido luchando por la igualdad de género y porque se respeten sus derechos. Siempre se ha menospreciado a las chicas porque supuestamente los chicos son más fuertes y quizá sea cierto, pero sólo es una fuerza física y no mental. Aquí es donde las artes marciales juegan un papel transcendental para el desarrollo del mal llamado “sexo débil”. Hoy, gracias a que dejaron los prejuicios de lado podemos ver cada día más personas del sexo femenino en los dojos, dojans, kwons demostrando que la debilidad física se suple con inteligencia y dedicación. Ningún arte marcial es exclusivo para los varones y la prueba está en que el entrenamiento duro es igual para damas y caballeros.

Batalla de los sexos 

Algunos estilos de artes marciales son más adaptables para las mujeres, por ejemplo, el Wing-Chun, el Aikido y el Karate Shotokan. Su práctica les ofrece no sólo principios defensivos efectivos de pelea, sino que también les proporciona estrategias ofensivas, aunque cualquier sistema bien enseñado puede ayudarlas a defenderse de ciertos ataques. Se dice que, incluso, las mujeres son mejores para evadir un golpe que bloquearlo, porque quizá confían más en su instinto que en su fuerza, contrario a lo que piensan los hombres. Sin embargo, el entrenamiento de una correcta actitud mental es muy importante en las artes marciales, ya sea para la defensa personal o para las competencias deportivas. Recordemos que uno es lo que piensa.

En los entrenamientos ya no sorprende a nadie que las féminas entrenen a la par de los señores, es más, suelen ser más disciplinadas y entregadas. ¿Qué pasa cuando una mujer logra destacar más que un hombre en el arte marcial?, ¿dónde quedó esa fuerza masculina? Pues hay otro punto a favor de las damas y ése es que también son más concentradas, algo fundamental para el entrenamiento marcial. La concentración ocurre cuando se enfoca en la fuerza (no rigidez) y la ejecución de una técnica al mismo tiempo para lograr que sea efectiva. Contra oponentes más fuertes, las mujeres deben aplicar estos principios para sacar ventaja, bloquear y contraatacar al mismo tiempo es especialmente efectivo para quienes son más pequeños y en apariencia débiles.

En la actualidad, hay jovencitas, damas y señoras que practican artes marciales tan duras como el Muay Thai, las llamadas “artes marciales mixtas” o el boxeo y aguantan los mismos rounds que los varones. Una mujer bien entrenada en Muay Thai con una patada baja puede causar mucho daño a su oponente, y si sabe golpear con el puño muy bien −como se enseña en el boxeo− puede noquear a su rival. Con esto quiero decir que no existe arte, técnica, estilo ni sistema que sólo el género masculino pueda desarrollar. Las mujeres han demostrado que con la práctica marcial se vuelven más fuertes física y mentalmente; tal vez nunca alcancen la misma fuerza que los hombres, pero sí más agilidad y destreza.

Mujeres siempre serán mujeres 

Desde hace mucho tiempo varios sistemas de defensa personal se han hecho muy populares entre las mujeres, las razones pueden ser varias pero la principal es la autodefensa. Muchas veces se cae en el error de que para repeler una agresión se necesita de la fuerza bruta, y la verdad no es así. Aunque las damas no sean tan corpulentas ni fuertes como la mayoría de los caballeros, esto no quiere decir que no puedan aprender a defenderse, es más pueden desarrollar más velocidad y asimilar mejor las técnicas. En los combates deportivos difícilmente una mujer le ganará a un hombre y por esa razón es que hay categorías femeniles y varoniles, pero en la calle todo puede cambiar. Una chica puede salir airosa de un ataque callejero si emplea técnicas simples y directas a los puntos vitales, sin que se ponga a forcejear con su agresor.

En los últimos años el sexo femenino se está imponiendo dentro del campo de las artes marciales. En la actualidad, podemos ver dignas representantes de Tae Kwon Do, Karate, Judo, Kung-Fu o Wu-Shu, Kick-Boxing y artes marciales mixtas. Son dedicadas a su entrenamiento tanto teórico como práctico, lo que ha convertido a varias mujeres en campeonas nacionales, internacionales, panamericanas y olímpicas. Nadie les ha regalado nada, su esfuerzo y dedicación les abrió las puertas del éxito y ya podemos ver también instructoras o profesoras al frente de una academia, algo que hace muchos años no era muy común. Antes si se veía a un maestro al frente de una escuela era sinónimo de confianza, pero si había una maestra no denotaba inspiración. Afortunadamente esto ha cambiado, y en estos tiempos tanto las profesoras como profesores pueden ser buenos en su arte.

Las artes de combate pueden ayudar a las mujeres a que sean mejores personas en su hogar, trabajo, escuela y en sus relaciones personales, cada día de práctica y entrega total les proporcionará la disciplina necesaria que las irá transformando en su desarrollo físico y espiritual. El mejor triunfo no es el que se consigue en las academias, sino fuera de ellas, porque la verdadera “lucha” y que dura para siempre es la Búsqueda del Camino de Vida.

 

 

 

Arte científico de la autodefensa

Wing-Chun

El arte científico de la autodefensa

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista “Cinta Negra”, abril de 2010

De los más de doscientos estilos que tiene el Wu-Shu, mejor conocido como Kung-Fu en Occidente, el Wing-Chun  pertenece a los del “boxeo sureño” y es el más famoso de toda China. Su fama, quizá, se deba a que está comprobado y considerado como un sistema efectivo de pelea. Sin embargo, el Wing-Chun es mucho más que un arte devastador de combate, su filosofía enseña que los mismos principios aprendidos durante la práctica y el entrenamiento se apliquen a la vida para ser mejores seres humanos, ya que la mayoría de las veces nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Es importante saber defenderse o pelear, pero no para presumir ante los demás sino para proteger nuestra integridad o la de nuestros seres queridos, en caso de peligro. El Wing-Chun no es un juego, es un arte que bien aplicado puede causar daño a la persona que nos quisiera agredir.

Profundidad

Muchas personas están más interesadas y pierden su tiempo en investigar si el Wing-Chun en realidad fue creado por una monja en el Templo Shaolin, que en aprender y asimilar los principios y conceptos funcionales e idóneos del estilo para el combate real. Como dijera el maestro Leung-Ting: “Lo más importante en el Wing-Chun no es el movimiento, sino el concepto que hay en él”.  Si no se dominan los conceptos, los cuales se podría decir que son la teoría, o sea, el conocimiento no se podrá realizar la práctica de forma adecuada, es decir, no habrá acción y sin ésta el conocimiento no sirve, porque es éste el que desarrolla el arte. Además, si no se cuenta con un buen maestro que en realidad quiera transmitir sus conocimientos, el alumno no aprenderá ni sabrá lo que está haciendo, es como caminar en un desierto durante años sin saber qué ruta seguir, lo más seguro es que uno acabe perdido.

Para que un arte marcial se vuelva efectivo, es necesario que el practicante tenga una actitud positiva; la mentalidad en cualquier área de la vida es transcendental para triunfar y en las disciplinas marciales también eso cuenta. El Wing-Chun es un estilo que aplica conceptos científicos para la pelea real; por ejemplo, su característico golpe recto dirigido a la línea central del adversario. Este golpe no es necesario sacarlo desde la cintura o echarlo para atrás para poder lanzar un puñetazo, ¡no! Simplemente puede salir cerca del plexo solar, en línea recta, al área central del oponente. ¿Por qué? Porque la distancia más corta entre dos puntos es una línea recta, ¿o no? Otro concepto muy importante es la suavidad y fluidez. Si no se está relajado y se fluye como el agua, no se podrá desarrollar las técnicas de manera efectiva a la hora de un combate.

Otro aspecto a considerar en este arte es el Chi-Sao, un “juego de manos” que su principal función es desarrollar la sensibilidad y pulir las técnicas, aunque en realidad no representa la pelea libre sí es un ejercicio quinésico muy útil en el Wing-Chun, puesto que se suele juzgar la habilidad del practicante con el Chi-Sao, y no con técnicas preestablecidas o formas a mano vacía. Este ejercicio también ayuda a que si un primer puñetazo falla o es bloqueado, inmediatamente se puede convertir en un golpe de palma dirigido a la garganta u otra área del cuerpo, o en un atrape de manos que puede desconcertar al rival. ¡Sorprendente!

Platicando con Blue Demon Jr.

Blue Demon Jr.

El hombre detrás de la máscara azul

Por Guillermo García Salmorán

Entrevista publicada en la revista “DND”, marzo de 2011

A mi casa llamaron de la Galería de Blue Demon Jr, para decirme que ya estaba lista la tan esperada  entrevista con el continuador de la “leyenda azul”. La hora pactada fue a las 14:30. ¡Por fin estaría frente a quien considero uno de los mejores luchadores mexicanos de la actualidad por su técnica y trabajo de gimnasio!

 Llegué puntual a la cita y de inmediato me atendió la asistente de Blue Demon Jr. Me presenté y con amabilidad me dijo que pasara y que esperara un poco, ya que el luchador estaba atendiendo a otro medio de comunicación. Al terminar esa entrevista Blue Demon Jr. bajó a la galería, saludó a los clientes que se encontraban en el lugar y a un servidor también. Firmó artículos y máscaras que compraba la gente y se tomó fotos amablemente con ellos. Posteriormente me invitó a subir a un cuarto adjunto a la galería, donde había cuadros de su papá y demás artículos con la imagen inmortalizada del Demonio Azul.

La lucha libre mexicana es reconocida en todo el mundo y en especial por el halo de magia y misticismo que envuelven las máscaras. Los personajes son como héroes y esconder su identidad los hace misteriosos. Blue Demon señor ha sido uno de los luchadores aztecas más reconocidos en el mundo. Su gran técnica quedó plasmada en cada uno de sus encuentros. Hoy su legado continúa vivo en manos de su hijo, quien ha sido un
incansable luchador dentro y fuera del ring.

Continuador de una herencia

Aunque muchos piensen que por ser hijo de una leyenda el camino es más fácil no lo es así, ya que en el caso de Blue Demon Jr. es una responsabilidad y un honor de que lo hayan dejado continuar con este legado, porque se preparó en un gimnasio durante tres años y medio bajo la tutela de su padre, y no fue nada sencillo. No podía tener mejor maestro que su progenitor, un estandarte del pancracio mexicano y que el mejor consejo que pudo darle fue que siempre se comportara con sencillez, humildad pero sobre todo siendo responsable con su público. Un luchador profesional siempre debe dar el 100% en todas sus batallas, aunque la arena esté a su media capacidad o totalmente llena.

A pesar de tener una carrera profesional y ser un exitoso empresario, Blue Demon Jr. reconoce que la lucha libre le llena por completo, porque le ha dado satisfacciones que nunca podría tener estando sentado en una oficina detrás de una computadora. Para él lo mejor es ver muchas caras de un público satisfecho con su trabajo y, lo más importante de todo, continuar con un legado para más generaciones, no nada más ser un
oficinista o un licenciado más.

Como todo ser humano e incluso con la preparación y experiencia que tiene como luchador profesional aún sigue sintiendo nervios antes de una lucha. “El día que deje de estar nervioso voy a dejar de ser luchador. El nerviosismo implica una responsabilidad que tengo con mi gente y mi público. Te soy sincero, el día que deje de sentir eso voy a decir hasta aquí”, aseguró Blue Demon Jr. Esperemos que ese día tarde en llegar, porque de lo contrario la lucha libre mexicana perdería a un gran exponente y una leyenda tan importante no debe morir. 

La lucha más difícil

Al ser uno de los luchadores más emblemáticos de nuestro país, Blue Demon Jr. ha tenido que defender su máscara en 21 ocasiones (16 veces máscara contra máscara y seis en luchas de máscara contra cabellera). Ha enfrentado a varios luchadores que han querido dar a conocer su verdadera identidad, pero nadie ha podido hacerlo. Su contienda más complicada, arriba de un ring, ha sido contra el Espectro Jr. en lucha de apuestas de máscara contra máscara el 9 de octubre de 2007, en Tijuana, Baja California. “Es un luchador muy difícil a quien he vencido en 12 veces durante 24 años. El Espectro Jr. tiene un tanque de oxígeno pegado en la espalda, no se cansa y tiene muchos recursos. Por lo tanto, ésa ha sido mi lucha más difícil”, recordó nuestro entrevistado.

Así como esa lucha le exigió mucho para salir avante también ha tenido otra lucha difícil fuera de un ring que le está poniendo a prueba todo su temple, y tal vez ésta ha sido más significativa. Nos contó que “mi enfermedad linfoma de Hodgkin es otra de mis luchas más complicadas. Creo que hasta ahorita tanto el ejercicio como la disciplina de la lucha libre y de la formación en una escuela militar me han dado la segunda
caída a mi favor, la tercera… pues no lo sé todavía. Siempre voy a ser un paciente de CA y no puedo cantar victoria hasta que termine en todo sentido con este mal”. Un ejemplo más de que cuando uno es persistente, disciplinado y con corazón de guerrero las batallas más difíciles de la vida se pueden vencer poco a poco. A causa de este problema decidió crear la “Fundación Azul” para ayudar a las personas que padecen ese terrible mal. Con esto queda demostrado que bajo la capucha se esconde un ser humano con buenos sentimientos.

La vida en azul

La faceta de luchador de Blue Demon Jr. está unida al tipo de tiendas que posee. Toda la creatividad, diseño de los productos y playeras son inspiración de él. Es una forma de escuchar lo que su público necesita. A decir del luchador empezó con esto, porque no había productos oficiales sólo piratería y si había demanda, pues, entonces tenía que haber algo original. Por esta razón, comenzó a compaginar sus estudios académicos con el deporte de la lucha libre. El resultado ha sido satisfactorio, ya que la gente ahora puede adquirir artículos originales del heredero de la leyenda azul.

Una de sus más grandes satisfacciones ha sido la familia que tuvo y como la que tiene actualmente: sus hijos y su esposa. El haber tenido a sus padres y crecido con ellos en familia es una de las bendiciones más grandes que Blue Demon Jr. ha tenido. La vida le ha sonreído mucho y también le ha hecho llorar, porque ya no tiene a sus padres. Sin embargo, en estos momentos cuenta con una bonita familia que lo respalda en todo lo que realiza. Por el momento, su hijo no piensa dedicarse a la lucha libre, él está en otra etapa y tiene otros intereses pero no descarta apoyarlo en todo sentido si él algún día se anima a ponerse la máscara del Demonio Azul. No dudamos que el día en que su hijo decida seguir los pasos de su progenitor, seguramente dará de qué hablar en los encordados.

Una buena combinación

Siempre ha existido controversia respecto a si la lucha libre es mejor que las artes marciales o al revés, en cuestión de una pelea. Aunque en el fondo son totalmente diferentes hay luchadores que iniciaron su entrenamiento en algunas disciplinas marciales de oriente. Blue Demon Jr. de joven practicó Karate-do. Posteriormente estuvo en la Asociación Mexicana de Kung-Fu con el profesor Federico Chang. Asimismo, entrenó Ving-Tsun y Kempo. Ya cuando fue luchador olímpico mezcló la lucha con el Judo e incluso incursionó dentro del Sambo. “Todas las artes marciales me han ayudado para mi profesión de luchador.
He realizado una buena conjunción. De hecho, hace dos años estuve trabajando con un Sensei de Aikijitsu. Creo que todas estas disciplinas me han dado mucho campo de acción para tener un panorama más amplio de cómo son los ataques, de cómo son las contra llaves, incluso llaves del Aikijitsu, Kempo, Sambo y Judo
me han ayudado mucho en lo que es mi trayectoria como luchador”.

Al preguntarle si la lucha libre podría funcionar como defensa personal su respuesta fue tajante: “Es que la lucha libre es defensa personal. Fue de los primeros actos establecidos y creados por el hombre. En el arte marcial se utilizan diversas armas como palos, lanzas, arcos, etcétera. La lucha libre es cuerpo a cuerpo y creo que te da muchas ventajas para contrarrestar a peleadores que te atacan con las piernas y, pues, la lucha libre puede funcionar de alguna manera. Es una especie de Judo, pero con un poco más de “espectro” para lesionar y lastimar”.

En las llamadas peleas de Artes Marciales Mixtas, muchos de los peleadores que han destacado es porque han sabido combinar su entrenamiento con diferentes disciplinas, como el Boxeo, Jujitsu y Lucha Libre. Dentro de su proceso como luchador, Blue Demon Jr. aprendió acondicionamiento físico, el estilo libre y greco, intercolegial o el llamado Shooting, que se utiliza para causar doler al contrincante y donde puede haber rendición por lesión o sumisión. Después tuvo que aprender a mezclar todo lo anterior con lo callejero, la maña, el saber golpear e irle quitando la condición física a una persona para mermar al oponente. La lucha libre profesional es como una carrera común y corriente, es un deporte de muy alto rendimiento.

“La lucha libre tiene algo muy importante. En el Vale Todo hay golpes y contacto al 100% como en la lucha libre, pero no hay una consciencia fría ya que los peleadores se calientan y en la lucha libre puedes recibir tres, cuatro, cinco o seis golpes y uno está frío, se piensa en lo que se está haciendo. Es ahí donde ese profesionalismo no rompe el esquema de la agresión total. Si nosotros quisiéramos, pudiéramos romper un brazo o matar a una persona, pero como somos gente súper profesional y entrenada para estar conscientes y fríos de lo que está pasando, sabemos cómo vamos a contraatacar”.

Luchas clandestinas

Blue Demon Jr. nos confiesa que su más grande rival no ha sido El Hijo del Santo, sino que Blue Panther y luchadores estadounidenses como Oliver John, quien aparte de ser un buen luchador es un excelente peleador de Vale Todo, además de muchos otros gladiadores. “Yo me hice en las luchas clandestinas en Japón antes de que se formara la UFC y de lo que hoy es el K-1, pero el clandestino; por tal motivo, sí he tenido rivales muy duros. Sin embargo, con este nombre, equipo y legado sí ha sido El Hijo del Santo”.

El K-1 combina técnicas de varios deportes y artes marciales, tales como Muay Thai, Boxeo, Lucha, Savate,
Kick-Boxing y entre otras artes de pelea. Aclaramos que Blue Demon Jr. nunca peleó en lo que hoy se conoce como K-1, sino que podría decirse en lo que fue su antecesor, lo clandestino: las peleas prohibidas. “Empecé en Japón entrenando artes marciales, pero artes marciales brutales no como lo que conocemos aquí que se practica en una escuela. Nos ponían a pelear con otros y eran apuestas en las calles que estaban cerradas con carros, con lo que podían o incluso combatíamos en casas. Algo parecido como se vio en la película “Lion Heart” de Jean Claude Van Damme.

De alguna forma eso influyó en mi carácter y manera de ser”.  Y es que sin duda, Blue Demon Jr. es un luchador muy completo y duro vencer, sólo con verlo uno se da cuenta de lo preparado que está en el terreno de las peleas. Un auténtico luchador y lo mejor que es mexicano.

Al rescate de la esencia de la lucha libre

El Demonio Azul también posee su propia empresa de lucha libre llamada NWA desde hace tres años y están por todo México. De esta manera piensa que se debe rescatar la verdadera lucha libre mexicana. Ahora con tanta televisión y lucha estadounidense, el público mexicano (sobre todo los niños) no conoce mucho la lucha a ras de lona, que es donde se puede ver qué recursos tiene un buen gladiador.

¿Cuáles son los planes a futuro de su empresa y qué proyección tiene?

Tenemos ya una gira establecida para Europa en junio y julio. Vamos a visitar Bruselas, Ámsterdam, Londres, Berlín y París. Llevaremos al otro lado del mundo lo que de alguna manera ellos vienen a ver aquí cuando visitan nuestro país. Será una experiencia nueva con gente totalmente nueva. Habrá luchadores nuevos de la NWA que carecen de toda esa parafernalia actoral que se ve en la televisión, sino que son luchadores al 100% y van a dar un espectáculo más allá de la lucha libre normal. Serán contiendas más fuertes, más rápidas y de mucho poder.

Además, aclara que “es hermoso ver cómo actúa una llave contra una contra llave; darse cuenta en qué momento el contrincante afloja para hacer la contra y observar si el oponente trae buena condición o saber cuándo se le acaba. Creo que es importante descubrir todo eso”.

En los últimos años se ha dado un “boom” en México de la lucha libre estadounidense de parte de la empresa WWE. Han invadido por todos lados con su mercadotecnia e incluso lograron que las dos televisoras más importantes de nuestro país compitan entre sí, trasmitiendo cada empresa las dos diferentes marcas de la World Wrestling Entertainment. 

¿Cree que el fenómeno de la WWE acabe con la lucha libre mexicana?

No, porque es una moda y las modas pasan. Las tradiciones se quedan y la lucha libre mexicana es una tradición. La gente ahorita está endiosada con la lucha estadounidense, pero eso es algo que no nos pertenece.

Algunas personas piensan que la lucha libre ya está programa y los encuentros prefabricados, ¿qué les diría al respecto?

Prefabricada no está, porque puedes poner a luchar a los mismos luchadores 10 veces y la lucha nunca va a ser igual. Además, tampoco está preparada puesto que el que gana la contienda se lleva el 100% de su sueldo y el que pierde cobra el 75%. Entonces, pues, todos queremos cobrar ese cien por ciento intacto. En mi caso, como empresario de la NWA, he tratado de quitar las tres caídas. En mi empresa es a una caída, en donde los luchadores van a entregarse a fondo y no van a tener momentos para flojear o para decir que en la siguiente caída pueden ganar. ¡No! Aquí es el que ganó…ganó y se acabó. Creo que esto sería un buen punto para que la gente se ponga a pensar en la lucha de la NWA antes que ver otro tipo de luchas.

Dicen que la lucha de la WWE es la mejor, ¿estás de acuerdo?, ¿dónde se encuentra la mejor lucha libre del mundo?

Su eslogan de ellos (WWE) es “la Federación Mundial de Lucha Libre”. ¡Está bien! Pero no luchan contra nosotros. Ellos tienen un contrato y nomás luchan entre ellos. Yo lucho con todos. He luchado contra alemanes, japoneses, chinos, coreanos, neozelandeses, entre otros. No tengo contrato con nadie. La mejor lucha libre es la que funciona. Si a ellos les funciona su espectáculo televiso está bien. No dudo que haya buenos luchadores ahí, pero en el momento en que entran a esa empresa se convierten en actores. De hecho, ellos mismos dicen que es entretenimiento, eso no es lucha libre lo que hacemos nosotros sí.

Recientemente un luchador mexicano está triunfando en esa empresa. Alberto del Río (en México Dos Caras Jr.) renunció a su máscara para luchar en la WWE. Muchos aficionados se decepcionaron, porque consideraron que debería haber continuado con el legado de su padre y no haberse dejado llevar por la fama o el dinero.

¿Haría Blue Demon Jr. lo mismo por entrar a esa empresa?

Definitivamente no. A él (Alberto del Río) le bajaron las nubes y las estrellas y es una decisión personal  y no lo critico. Si él creyó que era su momento, pues adelante. No pienso como otros dicen que destruyó el legado de su padre, no lo creo, porque Alberto es una persona independiente y yo lo apoyo. Es mi un gran amigo mío y si él de alguna manera creyó conveniente hacerlo, ¡bien hecho! Creo que cada quien es dueño de sus actos y nadie debe tomar decisiones por otros y a él le ha funcionado. Nosotros cuando estuvimos en la WWF (hoy WWE) encontramos mucho racismo y optamos por dejar esa empresa. Si mientras a Alberto lo traten bien y no exista ese punto de discriminación, es bueno.

Blue Demon Jr. no necesita de la autodenominada “mejor empresa del mundo”, ya que él también es muy conocido en varias partes del orbe, incluso más que un John Cena o Undertaker en Estados Unidos. Para él lo más importante es mantener viva la leyenda de su padre, el gran Blue Demon. No es sencillo, porque tiene que estar pendiente del personaje las 24 horas del día, entrenar, ir al gimnasio, dar entrevistas, después ir a la Fundación Azul, estar con su publirrelacionista, trabajar en la lucha libre, preocuparse por sus rivales, por las tiendas y la mercancía. En realidad, nunca tiene tiempo para descansar, pero sí tiene una entrega total a este personaje que ya es un icono de la lucha libre mexicana y quizá más allá de nuestras fronteras. Una leyenda como ésta debe continuar para inspirar a futuras generaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué funciona el Wing-Chun?

Una de las características que han hecho que el Wing-Chun sea un sistema de defensa muy efectivo es la simplicidad que tiene: en lugar de emplear una gran cantidad de técnicas rebuscadas y complejas, los practicantes aprenden a desenvolverse y a adaptarse para hacer frente a diferentes situaciones de combate. La defensa y ataque al mismo tiempo es otra de las particularidades de este arte chino. En el  Wing-Chun no se defiende primero y luego se ataca, ambas cosas se realizan simultáneamente.

El Wing-Chun está basado, primordialmente, en conceptos que definen la grandeza de este sistema de lucha. Los conceptos y principios rigen la manera en que el practicante debe moverse, entrenar y pelear. Lo más importante no es el movimiento, sino el concepto que se encuentra en él. Detrás de estos conceptos y principios se esconde la lógica de todas las estrategias y técnicas. Por lo tanto, debemos decir que el Wing-Chun se puede emplear tanto en la distancia corta como en la larga, así como en la alta y baja, de pie o en el suelo. El verdadero Wing-Chun cubre todas las distancias de combate. Cuando se enfrenta una situación de sobrevivencia, no se debe parar de pelear porque los entornos siempre cambian constantemente y se debe estar preparado para reaccionar ante cualquier circunstancia.