Las mujeres en las artes marciales

Las mujeres en las artes marciales

¡Adiós a mitos y falsedades!

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista “Directorio Nacional Deportivo”, marzo de 2010

Se dice que las mujeres son el sexo débil y que por eso nunca podrán ganarle a un hombre en una pelea cuerpo a cuerpo. Pero, ¿por qué se piensa que las féminas son frágiles? Quizá porque los hombres son más corpulentos, o tal vez es la mentalidad que se tiene acerca de que ellas jamás alcanzarán la fuerza masculina. A lo mejor también es cuestión de educación, ya que desde que somos niños nos “meten” ese programa en nuestra cabeza y muchos varones se quedan con él toda su vida. ¿Qué nos decían en la escuela? Las mujeres no pueden jugar futbol porque les pueden dar una patada; si había  talleres escolares el de cocina y corte era para mujeres, y la carpintería y electricidad para hombres. ¿Y en la casa los padres a dónde mandan a sus hijos? En su mayoría, los niños van al Karate, Taekwondo o al futbol americano y las niñas a clases de baile, pintura, piano o gimnasia artística. ¿Y por qué no al revés? Las chiquillas también pueden ser buenas o mejores artes marcialistas que los chiquitines. De hecho, hay varios ejemplos que así lo confirman.

Desafortunadamente traemos varios programas “cochinos” en nuestro cerebro desde la infancia y uno de ésos nos hace ver a las damas como seres indefensos e incapaces; y en un ambiente donde tal parece que nuestra cultura nos impone ciertos paradigmas ya está establecido qué es para las mujeres y qué es lo deben hacer los hombres. La HistoriaUniversalnos dice que los grandes conquistadores, líderes o personajes que dejaron huella en nuestro mundo son, en su mayoría, varones salvo ciertas excepciones como Juana De Arco, La reina Isabel I de Inglaterra, Sor Juana Inés de la Cruz, Isabel Allende, lograron destacar por encimas del llamado “sexo fuerte”, incluso las dos primeras combatieron contra hombres, aunque la reina Isabel nunca fue al campo de batalla −sólo daba las órdenes que sus súbditos debían ejecutar− derrotó a los españoles, no así Juana De Arco, conocida también como la doncella de Orleans, que siendo una adolescente (tan sólo 17 años) lideró al Ejército francés en la Guerra de los Cien Años para liberar a Francia de los invasores ingleses.

Liberación femenina

Desde hace muchos años las mujeres se han ganado un lugar de respeto dentro de la sociedad, muchas veces acaparada y dominada por el sexo masculino. Cada día más, su toma de decisiones cobra más importancia y se hacen notar en muchos ámbitos en donde antes ni figuraban. Muchas féminas han demostrado su talento en la política, el deporte, los negocios y por supuesto en las artes marciales. En la actualidad, no es raro ver a una dama a cargo de un grupo de ejecutivos, dueña de una micro empresa, líder de un partido político o campeona de una disciplina marcial u olímpica. Sin embargo, para que lograran esto tuvieron que luchar contras muchos prejuicios que imponía nuestra comunidad, por el simple hecho de ser mujeres. Antes se pensaba que sólo eran buenas para los quehaceres del hogar, cuidar a los niños y servir al marido, pero que equivocados estaban todos aquéllos que así pensaban.

Ahora bien, el motivo por el que una persona del sexo femenino intenta aprender artes marciales es muy diferente al de los varones, porque por naturaleza éstos son más atrevidos y competitivos. Las mujeres buscan, en la mayoría de las ocasiones, aprender a defenderse y con esto ganar seguridad en sí mismas. No obstante, también tienen que “luchar” contra los mitos de que si entrenan una técnica marcial perderán su femineidad y saldrán lastimadas porque las artes de combate son sólo para los hombres. En ocasiones también desisten por no encontrar en el lugar de entrenamiento a más chicas interesadas en las artes orientales. Tampoco desean que las acosen, las traten mal o les dejen un moretón en alguna parte del cuerpo. Y si a esto le agregamos el miedo que tienen al entrar en un mundo totalmente diferente al suyo, más difícil se vuelve su situación.

Pero a pesar de todo eso muchas damas han vencido todas esas barreras, algunas reales y otras imaginarias, para lograr sus objetivos. Se olvidan del “qué dirán” y prefieren demostrarse a ellas mismas que incluso son mejores que los hombres. Una vez que logran cambiar su forma de pensar y transformar su miedo en seguridad, se convierten en unas guerreras capaces de vencer al más fuerte. Ante todo y lo más importante que cuenta es la actitud con la que enfrentan las situaciones de la vida. Las mujeres pueden suplir su falta de musculatura y fuerza con su sensibilidad nata, la cual podrían aprovechar para ser mejores técnicamente que los hombres.

No es raro ver que en las academias de artes marciales haya más hombres que mujeres. Desde hace mucho tiempo las muchachas han venido luchando por la igualdad de género y porque se respeten sus derechos. Siempre se ha menospreciado a las chicas porque supuestamente los chicos son más fuertes y quizá sea cierto, pero sólo es una fuerza física y no mental. Aquí es donde las artes marciales juegan un papel transcendental para el desarrollo del mal llamado “sexo débil”. Hoy, gracias a que dejaron los prejuicios de lado podemos ver cada día más personas del sexo femenino en los dojos, dojans, kwons demostrando que la debilidad física se suple con inteligencia y dedicación. Ningún arte marcial es exclusivo para los varones y la prueba está en que el entrenamiento duro es igual para damas y caballeros.

Batalla de los sexos 

Algunos estilos de artes marciales son más adaptables para las mujeres, por ejemplo, el Wing-Chun, el Aikido y el Karate Shotokan. Su práctica les ofrece no sólo principios defensivos efectivos de pelea, sino que también les proporciona estrategias ofensivas, aunque cualquier sistema bien enseñado puede ayudarlas a defenderse de ciertos ataques. Se dice que, incluso, las mujeres son mejores para evadir un golpe que bloquearlo, porque quizá confían más en su instinto que en su fuerza, contrario a lo que piensan los hombres. Sin embargo, el entrenamiento de una correcta actitud mental es muy importante en las artes marciales, ya sea para la defensa personal o para las competencias deportivas. Recordemos que uno es lo que piensa.

En los entrenamientos ya no sorprende a nadie que las féminas entrenen a la par de los señores, es más, suelen ser más disciplinadas y entregadas. ¿Qué pasa cuando una mujer logra destacar más que un hombre en el arte marcial?, ¿dónde quedó esa fuerza masculina? Pues hay otro punto a favor de las damas y ése es que también son más concentradas, algo fundamental para el entrenamiento marcial. La concentración ocurre cuando se enfoca en la fuerza (no rigidez) y la ejecución de una técnica al mismo tiempo para lograr que sea efectiva. Contra oponentes más fuertes, las mujeres deben aplicar estos principios para sacar ventaja, bloquear y contraatacar al mismo tiempo es especialmente efectivo para quienes son más pequeños y en apariencia débiles.

En la actualidad, hay jovencitas, damas y señoras que practican artes marciales tan duras como el Muay Thai, las llamadas “artes marciales mixtas” o el boxeo y aguantan los mismos rounds que los varones. Una mujer bien entrenada en Muay Thai con una patada baja puede causar mucho daño a su oponente, y si sabe golpear con el puño muy bien −como se enseña en el boxeo− puede noquear a su rival. Con esto quiero decir que no existe arte, técnica, estilo ni sistema que sólo el género masculino pueda desarrollar. Las mujeres han demostrado que con la práctica marcial se vuelven más fuertes física y mentalmente; tal vez nunca alcancen la misma fuerza que los hombres, pero sí más agilidad y destreza.

Mujeres siempre serán mujeres 

Desde hace mucho tiempo varios sistemas de defensa personal se han hecho muy populares entre las mujeres, las razones pueden ser varias pero la principal es la autodefensa. Muchas veces se cae en el error de que para repeler una agresión se necesita de la fuerza bruta, y la verdad no es así. Aunque las damas no sean tan corpulentas ni fuertes como la mayoría de los caballeros, esto no quiere decir que no puedan aprender a defenderse, es más pueden desarrollar más velocidad y asimilar mejor las técnicas. En los combates deportivos difícilmente una mujer le ganará a un hombre y por esa razón es que hay categorías femeniles y varoniles, pero en la calle todo puede cambiar. Una chica puede salir airosa de un ataque callejero si emplea técnicas simples y directas a los puntos vitales, sin que se ponga a forcejear con su agresor.

En los últimos años el sexo femenino se está imponiendo dentro del campo de las artes marciales. En la actualidad, podemos ver dignas representantes de Tae Kwon Do, Karate, Judo, Kung-Fu o Wu-Shu, Kick-Boxing y artes marciales mixtas. Son dedicadas a su entrenamiento tanto teórico como práctico, lo que ha convertido a varias mujeres en campeonas nacionales, internacionales, panamericanas y olímpicas. Nadie les ha regalado nada, su esfuerzo y dedicación les abrió las puertas del éxito y ya podemos ver también instructoras o profesoras al frente de una academia, algo que hace muchos años no era muy común. Antes si se veía a un maestro al frente de una escuela era sinónimo de confianza, pero si había una maestra no denotaba inspiración. Afortunadamente esto ha cambiado, y en estos tiempos tanto las profesoras como profesores pueden ser buenos en su arte.

Las artes de combate pueden ayudar a las mujeres a que sean mejores personas en su hogar, trabajo, escuela y en sus relaciones personales, cada día de práctica y entrega total les proporcionará la disciplina necesaria que las irá transformando en su desarrollo físico y espiritual. El mejor triunfo no es el que se consigue en las academias, sino fuera de ellas, porque la verdadera “lucha” y que dura para siempre es la Búsqueda del Camino de Vida.

 

 

 

Wing-Chun aplicado al combate real

En el número 41 (enero de 2012) de la revista “Cinta Negra”, que circula en todo México, se publicó un artículo referente a cómo se aplica el Wing-Chun en situaciones de peleas reales. Muchos piensan o conocen al Wing-Chun sólo por el famoso “Chi-Sao”. Sin embargo, este sistema de combate es más que un juego de manos. Aquí les mostramos cómo debió publicarse este escrito.

    

 

Arte científico de la autodefensa

Wing-Chun

El arte científico de la autodefensa

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista “Cinta Negra”, abril de 2010

De los más de doscientos estilos que tiene el Wu-Shu, mejor conocido como Kung-Fu en Occidente, el Wing-Chun  pertenece a los del “boxeo sureño” y es el más famoso de toda China. Su fama, quizá, se deba a que está comprobado y considerado como un sistema efectivo de pelea. Sin embargo, el Wing-Chun es mucho más que un arte devastador de combate, su filosofía enseña que los mismos principios aprendidos durante la práctica y el entrenamiento se apliquen a la vida para ser mejores seres humanos, ya que la mayoría de las veces nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Es importante saber defenderse o pelear, pero no para presumir ante los demás sino para proteger nuestra integridad o la de nuestros seres queridos, en caso de peligro. El Wing-Chun no es un juego, es un arte que bien aplicado puede causar daño a la persona que nos quisiera agredir.

Profundidad

Muchas personas están más interesadas y pierden su tiempo en investigar si el Wing-Chun en realidad fue creado por una monja en el Templo Shaolin, que en aprender y asimilar los principios y conceptos funcionales e idóneos del estilo para el combate real. Como dijera el maestro Leung-Ting: “Lo más importante en el Wing-Chun no es el movimiento, sino el concepto que hay en él”.  Si no se dominan los conceptos, los cuales se podría decir que son la teoría, o sea, el conocimiento no se podrá realizar la práctica de forma adecuada, es decir, no habrá acción y sin ésta el conocimiento no sirve, porque es éste el que desarrolla el arte. Además, si no se cuenta con un buen maestro que en realidad quiera transmitir sus conocimientos, el alumno no aprenderá ni sabrá lo que está haciendo, es como caminar en un desierto durante años sin saber qué ruta seguir, lo más seguro es que uno acabe perdido.

Para que un arte marcial se vuelva efectivo, es necesario que el practicante tenga una actitud positiva; la mentalidad en cualquier área de la vida es transcendental para triunfar y en las disciplinas marciales también eso cuenta. El Wing-Chun es un estilo que aplica conceptos científicos para la pelea real; por ejemplo, su característico golpe recto dirigido a la línea central del adversario. Este golpe no es necesario sacarlo desde la cintura o echarlo para atrás para poder lanzar un puñetazo, ¡no! Simplemente puede salir cerca del plexo solar, en línea recta, al área central del oponente. ¿Por qué? Porque la distancia más corta entre dos puntos es una línea recta, ¿o no? Otro concepto muy importante es la suavidad y fluidez. Si no se está relajado y se fluye como el agua, no se podrá desarrollar las técnicas de manera efectiva a la hora de un combate.

Otro aspecto a considerar en este arte es el Chi-Sao, un “juego de manos” que su principal función es desarrollar la sensibilidad y pulir las técnicas, aunque en realidad no representa la pelea libre sí es un ejercicio quinésico muy útil en el Wing-Chun, puesto que se suele juzgar la habilidad del practicante con el Chi-Sao, y no con técnicas preestablecidas o formas a mano vacía. Este ejercicio también ayuda a que si un primer puñetazo falla o es bloqueado, inmediatamente se puede convertir en un golpe de palma dirigido a la garganta u otra área del cuerpo, o en un atrape de manos que puede desconcertar al rival. ¡Sorprendente!

Platicando con Blue Demon Jr.

Blue Demon Jr.

El hombre detrás de la máscara azul

Por Guillermo García Salmorán

Entrevista publicada en la revista “DND”, marzo de 2011

A mi casa llamaron de la Galería de Blue Demon Jr, para decirme que ya estaba lista la tan esperada  entrevista con el continuador de la “leyenda azul”. La hora pactada fue a las 14:30. ¡Por fin estaría frente a quien considero uno de los mejores luchadores mexicanos de la actualidad por su técnica y trabajo de gimnasio!

 Llegué puntual a la cita y de inmediato me atendió la asistente de Blue Demon Jr. Me presenté y con amabilidad me dijo que pasara y que esperara un poco, ya que el luchador estaba atendiendo a otro medio de comunicación. Al terminar esa entrevista Blue Demon Jr. bajó a la galería, saludó a los clientes que se encontraban en el lugar y a un servidor también. Firmó artículos y máscaras que compraba la gente y se tomó fotos amablemente con ellos. Posteriormente me invitó a subir a un cuarto adjunto a la galería, donde había cuadros de su papá y demás artículos con la imagen inmortalizada del Demonio Azul.

La lucha libre mexicana es reconocida en todo el mundo y en especial por el halo de magia y misticismo que envuelven las máscaras. Los personajes son como héroes y esconder su identidad los hace misteriosos. Blue Demon señor ha sido uno de los luchadores aztecas más reconocidos en el mundo. Su gran técnica quedó plasmada en cada uno de sus encuentros. Hoy su legado continúa vivo en manos de su hijo, quien ha sido un
incansable luchador dentro y fuera del ring.

Continuador de una herencia

Aunque muchos piensen que por ser hijo de una leyenda el camino es más fácil no lo es así, ya que en el caso de Blue Demon Jr. es una responsabilidad y un honor de que lo hayan dejado continuar con este legado, porque se preparó en un gimnasio durante tres años y medio bajo la tutela de su padre, y no fue nada sencillo. No podía tener mejor maestro que su progenitor, un estandarte del pancracio mexicano y que el mejor consejo que pudo darle fue que siempre se comportara con sencillez, humildad pero sobre todo siendo responsable con su público. Un luchador profesional siempre debe dar el 100% en todas sus batallas, aunque la arena esté a su media capacidad o totalmente llena.

A pesar de tener una carrera profesional y ser un exitoso empresario, Blue Demon Jr. reconoce que la lucha libre le llena por completo, porque le ha dado satisfacciones que nunca podría tener estando sentado en una oficina detrás de una computadora. Para él lo mejor es ver muchas caras de un público satisfecho con su trabajo y, lo más importante de todo, continuar con un legado para más generaciones, no nada más ser un
oficinista o un licenciado más.

Como todo ser humano e incluso con la preparación y experiencia que tiene como luchador profesional aún sigue sintiendo nervios antes de una lucha. “El día que deje de estar nervioso voy a dejar de ser luchador. El nerviosismo implica una responsabilidad que tengo con mi gente y mi público. Te soy sincero, el día que deje de sentir eso voy a decir hasta aquí”, aseguró Blue Demon Jr. Esperemos que ese día tarde en llegar, porque de lo contrario la lucha libre mexicana perdería a un gran exponente y una leyenda tan importante no debe morir. 

La lucha más difícil

Al ser uno de los luchadores más emblemáticos de nuestro país, Blue Demon Jr. ha tenido que defender su máscara en 21 ocasiones (16 veces máscara contra máscara y seis en luchas de máscara contra cabellera). Ha enfrentado a varios luchadores que han querido dar a conocer su verdadera identidad, pero nadie ha podido hacerlo. Su contienda más complicada, arriba de un ring, ha sido contra el Espectro Jr. en lucha de apuestas de máscara contra máscara el 9 de octubre de 2007, en Tijuana, Baja California. “Es un luchador muy difícil a quien he vencido en 12 veces durante 24 años. El Espectro Jr. tiene un tanque de oxígeno pegado en la espalda, no se cansa y tiene muchos recursos. Por lo tanto, ésa ha sido mi lucha más difícil”, recordó nuestro entrevistado.

Así como esa lucha le exigió mucho para salir avante también ha tenido otra lucha difícil fuera de un ring que le está poniendo a prueba todo su temple, y tal vez ésta ha sido más significativa. Nos contó que “mi enfermedad linfoma de Hodgkin es otra de mis luchas más complicadas. Creo que hasta ahorita tanto el ejercicio como la disciplina de la lucha libre y de la formación en una escuela militar me han dado la segunda
caída a mi favor, la tercera… pues no lo sé todavía. Siempre voy a ser un paciente de CA y no puedo cantar victoria hasta que termine en todo sentido con este mal”. Un ejemplo más de que cuando uno es persistente, disciplinado y con corazón de guerrero las batallas más difíciles de la vida se pueden vencer poco a poco. A causa de este problema decidió crear la “Fundación Azul” para ayudar a las personas que padecen ese terrible mal. Con esto queda demostrado que bajo la capucha se esconde un ser humano con buenos sentimientos.

La vida en azul

La faceta de luchador de Blue Demon Jr. está unida al tipo de tiendas que posee. Toda la creatividad, diseño de los productos y playeras son inspiración de él. Es una forma de escuchar lo que su público necesita. A decir del luchador empezó con esto, porque no había productos oficiales sólo piratería y si había demanda, pues, entonces tenía que haber algo original. Por esta razón, comenzó a compaginar sus estudios académicos con el deporte de la lucha libre. El resultado ha sido satisfactorio, ya que la gente ahora puede adquirir artículos originales del heredero de la leyenda azul.

Una de sus más grandes satisfacciones ha sido la familia que tuvo y como la que tiene actualmente: sus hijos y su esposa. El haber tenido a sus padres y crecido con ellos en familia es una de las bendiciones más grandes que Blue Demon Jr. ha tenido. La vida le ha sonreído mucho y también le ha hecho llorar, porque ya no tiene a sus padres. Sin embargo, en estos momentos cuenta con una bonita familia que lo respalda en todo lo que realiza. Por el momento, su hijo no piensa dedicarse a la lucha libre, él está en otra etapa y tiene otros intereses pero no descarta apoyarlo en todo sentido si él algún día se anima a ponerse la máscara del Demonio Azul. No dudamos que el día en que su hijo decida seguir los pasos de su progenitor, seguramente dará de qué hablar en los encordados.

Una buena combinación

Siempre ha existido controversia respecto a si la lucha libre es mejor que las artes marciales o al revés, en cuestión de una pelea. Aunque en el fondo son totalmente diferentes hay luchadores que iniciaron su entrenamiento en algunas disciplinas marciales de oriente. Blue Demon Jr. de joven practicó Karate-do. Posteriormente estuvo en la Asociación Mexicana de Kung-Fu con el profesor Federico Chang. Asimismo, entrenó Ving-Tsun y Kempo. Ya cuando fue luchador olímpico mezcló la lucha con el Judo e incluso incursionó dentro del Sambo. “Todas las artes marciales me han ayudado para mi profesión de luchador.
He realizado una buena conjunción. De hecho, hace dos años estuve trabajando con un Sensei de Aikijitsu. Creo que todas estas disciplinas me han dado mucho campo de acción para tener un panorama más amplio de cómo son los ataques, de cómo son las contra llaves, incluso llaves del Aikijitsu, Kempo, Sambo y Judo
me han ayudado mucho en lo que es mi trayectoria como luchador”.

Al preguntarle si la lucha libre podría funcionar como defensa personal su respuesta fue tajante: “Es que la lucha libre es defensa personal. Fue de los primeros actos establecidos y creados por el hombre. En el arte marcial se utilizan diversas armas como palos, lanzas, arcos, etcétera. La lucha libre es cuerpo a cuerpo y creo que te da muchas ventajas para contrarrestar a peleadores que te atacan con las piernas y, pues, la lucha libre puede funcionar de alguna manera. Es una especie de Judo, pero con un poco más de “espectro” para lesionar y lastimar”.

En las llamadas peleas de Artes Marciales Mixtas, muchos de los peleadores que han destacado es porque han sabido combinar su entrenamiento con diferentes disciplinas, como el Boxeo, Jujitsu y Lucha Libre. Dentro de su proceso como luchador, Blue Demon Jr. aprendió acondicionamiento físico, el estilo libre y greco, intercolegial o el llamado Shooting, que se utiliza para causar doler al contrincante y donde puede haber rendición por lesión o sumisión. Después tuvo que aprender a mezclar todo lo anterior con lo callejero, la maña, el saber golpear e irle quitando la condición física a una persona para mermar al oponente. La lucha libre profesional es como una carrera común y corriente, es un deporte de muy alto rendimiento.

“La lucha libre tiene algo muy importante. En el Vale Todo hay golpes y contacto al 100% como en la lucha libre, pero no hay una consciencia fría ya que los peleadores se calientan y en la lucha libre puedes recibir tres, cuatro, cinco o seis golpes y uno está frío, se piensa en lo que se está haciendo. Es ahí donde ese profesionalismo no rompe el esquema de la agresión total. Si nosotros quisiéramos, pudiéramos romper un brazo o matar a una persona, pero como somos gente súper profesional y entrenada para estar conscientes y fríos de lo que está pasando, sabemos cómo vamos a contraatacar”.

Luchas clandestinas

Blue Demon Jr. nos confiesa que su más grande rival no ha sido El Hijo del Santo, sino que Blue Panther y luchadores estadounidenses como Oliver John, quien aparte de ser un buen luchador es un excelente peleador de Vale Todo, además de muchos otros gladiadores. “Yo me hice en las luchas clandestinas en Japón antes de que se formara la UFC y de lo que hoy es el K-1, pero el clandestino; por tal motivo, sí he tenido rivales muy duros. Sin embargo, con este nombre, equipo y legado sí ha sido El Hijo del Santo”.

El K-1 combina técnicas de varios deportes y artes marciales, tales como Muay Thai, Boxeo, Lucha, Savate,
Kick-Boxing y entre otras artes de pelea. Aclaramos que Blue Demon Jr. nunca peleó en lo que hoy se conoce como K-1, sino que podría decirse en lo que fue su antecesor, lo clandestino: las peleas prohibidas. “Empecé en Japón entrenando artes marciales, pero artes marciales brutales no como lo que conocemos aquí que se practica en una escuela. Nos ponían a pelear con otros y eran apuestas en las calles que estaban cerradas con carros, con lo que podían o incluso combatíamos en casas. Algo parecido como se vio en la película “Lion Heart” de Jean Claude Van Damme.

De alguna forma eso influyó en mi carácter y manera de ser”.  Y es que sin duda, Blue Demon Jr. es un luchador muy completo y duro vencer, sólo con verlo uno se da cuenta de lo preparado que está en el terreno de las peleas. Un auténtico luchador y lo mejor que es mexicano.

Al rescate de la esencia de la lucha libre

El Demonio Azul también posee su propia empresa de lucha libre llamada NWA desde hace tres años y están por todo México. De esta manera piensa que se debe rescatar la verdadera lucha libre mexicana. Ahora con tanta televisión y lucha estadounidense, el público mexicano (sobre todo los niños) no conoce mucho la lucha a ras de lona, que es donde se puede ver qué recursos tiene un buen gladiador.

¿Cuáles son los planes a futuro de su empresa y qué proyección tiene?

Tenemos ya una gira establecida para Europa en junio y julio. Vamos a visitar Bruselas, Ámsterdam, Londres, Berlín y París. Llevaremos al otro lado del mundo lo que de alguna manera ellos vienen a ver aquí cuando visitan nuestro país. Será una experiencia nueva con gente totalmente nueva. Habrá luchadores nuevos de la NWA que carecen de toda esa parafernalia actoral que se ve en la televisión, sino que son luchadores al 100% y van a dar un espectáculo más allá de la lucha libre normal. Serán contiendas más fuertes, más rápidas y de mucho poder.

Además, aclara que “es hermoso ver cómo actúa una llave contra una contra llave; darse cuenta en qué momento el contrincante afloja para hacer la contra y observar si el oponente trae buena condición o saber cuándo se le acaba. Creo que es importante descubrir todo eso”.

En los últimos años se ha dado un “boom” en México de la lucha libre estadounidense de parte de la empresa WWE. Han invadido por todos lados con su mercadotecnia e incluso lograron que las dos televisoras más importantes de nuestro país compitan entre sí, trasmitiendo cada empresa las dos diferentes marcas de la World Wrestling Entertainment. 

¿Cree que el fenómeno de la WWE acabe con la lucha libre mexicana?

No, porque es una moda y las modas pasan. Las tradiciones se quedan y la lucha libre mexicana es una tradición. La gente ahorita está endiosada con la lucha estadounidense, pero eso es algo que no nos pertenece.

Algunas personas piensan que la lucha libre ya está programa y los encuentros prefabricados, ¿qué les diría al respecto?

Prefabricada no está, porque puedes poner a luchar a los mismos luchadores 10 veces y la lucha nunca va a ser igual. Además, tampoco está preparada puesto que el que gana la contienda se lleva el 100% de su sueldo y el que pierde cobra el 75%. Entonces, pues, todos queremos cobrar ese cien por ciento intacto. En mi caso, como empresario de la NWA, he tratado de quitar las tres caídas. En mi empresa es a una caída, en donde los luchadores van a entregarse a fondo y no van a tener momentos para flojear o para decir que en la siguiente caída pueden ganar. ¡No! Aquí es el que ganó…ganó y se acabó. Creo que esto sería un buen punto para que la gente se ponga a pensar en la lucha de la NWA antes que ver otro tipo de luchas.

Dicen que la lucha de la WWE es la mejor, ¿estás de acuerdo?, ¿dónde se encuentra la mejor lucha libre del mundo?

Su eslogan de ellos (WWE) es “la Federación Mundial de Lucha Libre”. ¡Está bien! Pero no luchan contra nosotros. Ellos tienen un contrato y nomás luchan entre ellos. Yo lucho con todos. He luchado contra alemanes, japoneses, chinos, coreanos, neozelandeses, entre otros. No tengo contrato con nadie. La mejor lucha libre es la que funciona. Si a ellos les funciona su espectáculo televiso está bien. No dudo que haya buenos luchadores ahí, pero en el momento en que entran a esa empresa se convierten en actores. De hecho, ellos mismos dicen que es entretenimiento, eso no es lucha libre lo que hacemos nosotros sí.

Recientemente un luchador mexicano está triunfando en esa empresa. Alberto del Río (en México Dos Caras Jr.) renunció a su máscara para luchar en la WWE. Muchos aficionados se decepcionaron, porque consideraron que debería haber continuado con el legado de su padre y no haberse dejado llevar por la fama o el dinero.

¿Haría Blue Demon Jr. lo mismo por entrar a esa empresa?

Definitivamente no. A él (Alberto del Río) le bajaron las nubes y las estrellas y es una decisión personal  y no lo critico. Si él creyó que era su momento, pues adelante. No pienso como otros dicen que destruyó el legado de su padre, no lo creo, porque Alberto es una persona independiente y yo lo apoyo. Es mi un gran amigo mío y si él de alguna manera creyó conveniente hacerlo, ¡bien hecho! Creo que cada quien es dueño de sus actos y nadie debe tomar decisiones por otros y a él le ha funcionado. Nosotros cuando estuvimos en la WWF (hoy WWE) encontramos mucho racismo y optamos por dejar esa empresa. Si mientras a Alberto lo traten bien y no exista ese punto de discriminación, es bueno.

Blue Demon Jr. no necesita de la autodenominada “mejor empresa del mundo”, ya que él también es muy conocido en varias partes del orbe, incluso más que un John Cena o Undertaker en Estados Unidos. Para él lo más importante es mantener viva la leyenda de su padre, el gran Blue Demon. No es sencillo, porque tiene que estar pendiente del personaje las 24 horas del día, entrenar, ir al gimnasio, dar entrevistas, después ir a la Fundación Azul, estar con su publirrelacionista, trabajar en la lucha libre, preocuparse por sus rivales, por las tiendas y la mercancía. En realidad, nunca tiene tiempo para descansar, pero sí tiene una entrega total a este personaje que ya es un icono de la lucha libre mexicana y quizá más allá de nuestras fronteras. Una leyenda como ésta debe continuar para inspirar a futuras generaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENTREVISTA RADIO “TONATIUH”

Les presentamos una interesante entrevista que le realizaron al maestro Guillermo G. S. en la radiodifusora “Tonatiuh”, en Tlalnepantla de Baz, Estado de México. Da “play” en el reproductor de abajo para escuchar la entrevista completa.

EntrevistaRadioTonatiuh

Entrevista en medio impreso

Entrevista-2La revista “Círculo de los dragones” entrevistó al maestro Guillermo García Salmorán. La plática versó acerca del sistema de defensa personal y el método que se enseña en la Academia Defensa Urbana. Las preguntas fueron muy interesantes, ya que se trataron temas de cómo un niño de 5 o 6 años de edad puede enfrentar el bullying, cómo se enseña el Wing-Chun en nuestra academia y el porqué del concepto de “defensa urbana”.

¿Por qué funciona el Wing-Chun?

Una de las características que han hecho que el Wing-Chun sea un sistema de defensa muy efectivo es la simplicidad que tiene: en lugar de emplear una gran cantidad de técnicas rebuscadas y complejas, los practicantes aprenden a desenvolverse y a adaptarse para hacer frente a diferentes situaciones de combate. La defensa y ataque al mismo tiempo es otra de las particularidades de este arte chino. En el  Wing-Chun no se defiende primero y luego se ataca, ambas cosas se realizan simultáneamente.

El Wing-Chun está basado, primordialmente, en conceptos que definen la grandeza de este sistema de lucha. Los conceptos y principios rigen la manera en que el practicante debe moverse, entrenar y pelear. Lo más importante no es el movimiento, sino el concepto que se encuentra en él. Detrás de estos conceptos y principios se esconde la lógica de todas las estrategias y técnicas. Por lo tanto, debemos decir que el Wing-Chun se puede emplear tanto en la distancia corta como en la larga, así como en la alta y baja, de pie o en el suelo. El verdadero Wing-Chun cubre todas las distancias de combate. Cuando se enfrenta una situación de sobrevivencia, no se debe parar de pelear porque los entornos siempre cambian constantemente y se debe estar preparado para reaccionar ante cualquier circunstancia.

El arte del Wing Chun

 El arte del Wing-Chun 

 El legado de un estilo de lucha

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista “Kung-Fu”, editorial Mina, mayo de 2006

Existen muchos estilos de Kung-Fu y cada uno con características propias para la defensa personal, aunque muchos de ellos con técnicas obsoletas, pero de entre todos estos estilos sobresale uno por poseer peculiaridades propias de un estilo eficaz para la defensa personal aún en nuestros días. Se trata de un estilo que fue creado hace más de 400 años en el Templo Shaolin sobre la Montaña de Songshan en la provincia de Henan. Este estilo de Kung-Fu—el más famoso del mundo— se llama Wing-Chun y su fama se debe, sin lugar a dudas, al célebre Bruce Lee por ser quien lo trajo a Occidente y lo enseñara a personas no chinas, algo que en aquella época estaba totalmente prohibido, porque según los chinos esto les daría una gran ventaja contra los occidentales por si tuvieran que enfrentarse en una guerra.

El origen

WC-01Cuenta la leyenda que el Wing-Chun fue creado por una monja budista del Templo Shaolin, Ng Mui, quien desarrolló este simple, rápido, lógico y científico arte de lucha a raíz de observar la lucha entre una grulla y un zorro. La monja quedó impresionada por la habilidad de estos animales, ya que mientras el zorro atacaba, la grulla interceptaba los ataques y contraatacaba con su pico. El resultado de esta observación no pudo ser mejor: un estilo muy completo y práctico a la vez. Sin embargo, este relato no es aceptado por algunos expertos del tema, ya que dicen que la mayoría de los estilos de Kung-Fu se crearon con base en la observación de la lucha entre animales y aseguran que Ng Mui modificó su estilo de Shaolin que había aprendido en el templo, el cual consistía en posiciones bajas y fuertes, para que pudiera ser utilizado por cualquier persona, incluso por aquéllas que no eran muy fuertes físicamente. Existe otra versión más, la cual dice que su origen fue otro y no éste. Según esta otra versión, afirma que la creación de este etilo se debe a los grupos clandestinos que se reunían en una aldea llamada Wing-Chun y que desde allí planeaban su estrategia en contra del gobierno de esa época.

La historia nos dice que Ng Mui fue una de los cinco monjes que lograron escapar cuando el Templo Shaolin fue atacado y quemado por las tropas enviadas por el gobierno Manchú, debido a que se enteraron de que mucha gente china se organizaba en grupos clandestinos que estaban en contra de ellos. Muchos de los que pertenecían a estos grupos rebeldes eran practicantes de algún estilo de Kung-Fu, los cuales se refugiaban en el famoso Templo Shaolin. Esto hizo que los manchúes atacaran Shaolin, quemando el templo y matando a los que habitaban ahí. Pero, ¿cómo fue que pudieron hacer esto? Claro, tuvo que haber alguien que los ayudara a realizar su maquiavélico plan y fue un monje Shaolin, de nombre Ma Ning-Yee, quien con ayuda de otros monjes traicionaron a sus compañeros. Esto pudo haber acabado con la tradición de Shaolin para siempre, pero por fortuna no fue así.

La monja Ng Mui, después de escapar de la destrucción de su templo se refugió durante mucho tiempo en el Templo de la Grulla Blanca en el Monte Tailiang. Fue en este lugar donde conoció a Yim Yee y a su hija Yim Wing-Chun, una chica joven y bella que atraía la mirada de muchos varones. El padre de Yim Wing-Chun fue acusado injustamente de un crimen que no había cometido y para evitar ir a la cárcel, decidieron fugarse de su lugar natal. Estuvieron deambulando por algún tiempo hasta que decidieron quedarse en el Monte Tailiang, donde para ganarse la vida empezaron a vender comida. Ng Mui frecuentemente les compraba comida y, como era de esperarse, fueron entablando cada día que pasaba una relación más estrecha.

La belleza de Yim Wing-Chun provocó que un bandido local la estuviera acosando insistentemente, al grado de forzarla a casarse con él. Yim Wing-Chun, quien apenas contaba con 15 años de edad, no tenía ningún interés en casarse con un bandido; éste al saber la negativa de la chica empezó a amenazarla para ver si así lograba su objetivo. Todo esto llegó a oídos de Ng Mui, quien decidió ayudar a la bella joven y comenzó a enseñarle el estilo que había creado. La joven siguió a la monja hasta las montañas para aprender el  estilo de lucha. Entrenaba día y noche sin cesar, lo cual la fue haciendo una persona más segura de sí misma. Fue hasta que dominó las técnicas cuando se decidió a desafiar al bandido que la estaba acosando. Confiado en que vencería fácilmente a la chica, el bandido aceptó el reto, sin embargo, se llevó una sorpresa al verse derrotado por la joven que tanto había estado amenazando. Fue así como la joven logró que su acosador la dejara en paz. El estilo que había utilizado no había recibido nombre cuando fue creado, pero en honor a su
alumna, Ng Mui decidió llamarlo Wing-Chun, nombre que significa “Bello Tiempo de Primavera”.

Después de esto, Ng Mui siguió su camino y se dice que se dedicó a viajar por todo el país como monja errante, no sin antes pedirle a su alumna que siguiera entrenando y que continuara desarrollando sus habilidades marciales, para que así pudiera pasar sus conocimientos a futuras generaciones. Este era el deseo de la monja y su alumna no la decepcionó, ya que después de casarse le enseñó su arte marcial a su esposo Leung Bok Chau. De esta manera el estilo no moriría y se conseguiría seguir con la tradición de las artes marciales. El esposo de Yim Wing-Chun le pasaría el estilo a Leung Lan-Kwai, quien a su vez le enseñó a un actor de la ópera china del Junco Rojo, Wong-Wah Bo. Se dice que allí estaba otro monje que había logrado escapar de la destrucción del Templo Shaolin y que se hacía pasar por un cocinero para ocultar su verdadera identidad y no fuera capturado por las tropas del gobierno Manchú. Su nombre era Jee Sin y él fue quien le enseñó a Leung-Yee Tai una técnica de palo largo, que después se incorporaría al estilo de Wing-Chun.

Posteriormente Leung Yee Tai transmitió sus conocimientos a Leung Jan. Según cuenta la historia, Leung Jan tuvo muchos retos y de todos éstos siempre salió airoso, debido a su gran pericia en el Wing-Chun. Fue tan bueno que se ganó el mote de “El rey del Wing-Chun”. Además de ser un gran peleador, era un médico de gran prestigio en Fut Shan en la provincia de Kwangtung. Poco tiempo después, Leung Jan le enseñaría a Chan Wah Shun, quien fue el primer maestro del legendario Yip Man. Cabe mencionar que Yip Man tuvo otros maestros que terminaron de enseñarle el estilo creado por Ng Mui, entre ellos se encontraba Leung Bik, el hijo mayor de Leung Jan.

A partir del gran maestro Yip Man, el Wing-Chun daría un giro importante para su historia. En 1900 Yip Man se mudó a Hong-Kong y ahí tuvo varios alumnos destacados como Wong-Shun Leung, Moy Yat (ambos ya fallecidos) William Cheung, Bruce Lee, Hawking Cheung, Víctor Kan y Leung Ting. La mayoría de los alumnos destacados de Yip Man modificaría ligeramente el estilo que habían aprendido para adaptarlo a sus preferencias personales, de acuerdo a sus propias experiencias en peleas reales o de cómo asimilaron lo que aprendieron de su maestro. Se trata de una visión distinta de un mismo sistema y todas son válidas, porque cada estilo modificado aporta algo diferente e interesante. También por este motivo existen diferentes denominaciones de un mismo estilo. Por ejemplo: Wing-Chun, Ving-Tsun, Ving-Chun, Wing-Tsun; sin embargo, todos tienen los mismos principios básicos del sistema original. Además de que la pronunciación cantonesa para este estilo es Wing-Chun, Ving- Tsun, etc., pero en mandarín se pronuncia Yung Chun. Empero, en el mundo se conoce más la pronunciación cantonesa.

Arte marcial no deporte

Las artes marciales fueron creadas en tiempos de guerra y por ese motivo se desarrollaron para aprender a defenderse contra los agresores que querían causar daño. Su propósito principal era sobrevivir en un combate real; las artes marciales no se crearon como deporte ni como parte de un espectáculo, sino para defenderse a uno mismo, a la familia o la patria si fuera necesario. No es lo mismo pelear por un trofeo o reconocimiento en un torneo donde hay reglas y se protege a los competidores que pelear en la calle por la integridad física.

El Wing-Chun se mantiene como un sistema de defensa personal, a pesar de que ya pasaron más de 4 siglos desde su creación. Es rápido, explosivo y, lo más importante, efectivo con movimientos económicos para la pelea callejera. Una de sus características más sobresalientes es la de los ataques consecutivos dirigidos a la denominada línea central, atacando los puntos más vulnerables del cuerpo humano. En el Wing-Chun no existen las posturas elegantes y complicadas ni técnicas bonitas que en una situación de pelea real no servirían de nada. El Wing- Chun tiene una visión realista de la lucha en la calle, y únicamente se aprenden movimientos útiles para una confrontación. Además, su práctica no requiere que la persona tenga cualidades especiales, porque es un sistema que se adapta a cualquier persona no importando su sexo, edad o condición física. En este estilo no son necesarias las patadas altas, ya que no son útiles en situaciones de defensa personal. Por tal motivo, el Wing-Chun pone total énfasis en las patadas bajas que son prácticas para situaciones reales de defensa personal.

Otra característica importante de este estilo es que se puede aplicar en cualquier momento o lugar, o sea que para defenderse con Wing-Chun no se necesita pelear en un espacio muy amplio. Este estilo se creó para la pelea en corto y tampoco necesita de la fuerza bruta para vencer al oponente. Estos son algunos puntos que hacen diferente al Wing-Chun de los demás estilos de artes marciales, que desde mi punto de vista personal son muy respetables y pueden ser tan buenos como el Wing-Chun. Debido a estas características este sistema goza de gran fama a nivel mundial y se encuentra entre los estilos más efectivos de defensa personal. Los agentes de la CIA  o a los ejércitos más importantes del mundo han aprendido este singular estilo para incorporar sus técnicas a sus estrategias de combate.

Otros de los beneficios adicionales que los practicantes de Wing-Chun adquieren con su práctica constante es que les ayuda a fortalecer su corazón, les aumenta la fuerza, mejora los reflejos y la autoestima, controla el estrés y los hace unas personas más seguras de sí mismas. Wing-Chun, Ving-Tsun, Wing-Tsun…es un sistema completo que no sólo aporta habilidades para la defensa personal, sino que también beneficios físicos para llevar una vida más sana. Creo que tanto la creadora (o creadores) como los antiguos maestros jamás se imaginaron que este estilo llegaría a ser tan famoso y que gracias a sus características propias sea considerado como un método realmente efectivo de defensa personal, pero aunque el estilo sea muy bueno no es éste el que hace al peleador, hay que entrenar mucho y de forma realista para que si se llegara a presentar una pelea real, el estilo sea efectivo y se logre salir airoso de dicha confrontación.

Debido a que se ha comprobado que el estilo es muy efectivo para la defensa personal, varios practicantes de los más destacados maestros han desarrollado otras ramas o sub-ramas del Wing-Chun y cada uno enseña su propio estilo de acuerdo a como cree que funcionará mejor. Ejemplos hay muchos y creo que cada día surgirán más, aportando algo nuevo para las futuras generaciones que deseen aprenderlo; no se puede decir que uno es mejor que el otro hasta que se compruebe lo contrario. Sin embargo, todas estas nuevas ramas que han surgido tienen su base en un estilo que ha comprobado ser uno de lo más efectivos de todas las artes marciales. Lo más trascendental de todo esto no es cuántos estilos de Wing-Chun existen, sino el legado que Ng Mui dejó a todo el mundo.