¡Espectacular exhibición!

El jueves 6 de diciembre fuimos invitados al colegio particular “Hellen Keller”, ubicado en la colonia Margarita Maza de Juárez, en Atizapán de Zaragoza, Edomex, para realizar una exhibición de nuestro sistema de defensa y protección personal. Cabe mencionar que el colegio es de reciente creación y su matrícula escolar, por el momento, es de alrededor de 50 alumnos en el nivel primaria. Los asistentes pudieron apreciar técnicas básicas de Wing-Chun, defensa infantil, defensa femenina, pelea en el piso, defensa contra ataques armados y combate libre.

Cada una de las ejecuciones de los alumnos fue ovacionada por los presentes, sobre todo por los niños quienes eran los más emocionados. El resultado fue excelente para nosotros.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

A continuación presentamos las preguntas que más nos han realizados nuestros seguidores con respecto a la academia, sistema de defensa, maestro y demás. 

1.- ¿Qué importancia tiene aprender a defenderse en estos tiempos?

¡Mucha! En la actualidad es necesario aprender a defenderse de verdad, debido a que hay mucha delincuencia y violencia en el mundo. Lamentablemente, aun así, hay gente que no toma consciencia de esto hasta que le sucede algún suceso desagradable en la calle. Peor aún, cuando algunas personas buscan aprender a defenderse y escogen un arte  marcial fantasioso  o  deportivo,  que  no tiene nada que ver con la defensa y protección personal. Creen que estar dando patadas altas y saltando les ayudará a protegerse. Algunos se dan cuenta que el camino no es por ahí y buscan un sistema efectivo para su defensa personal. En la calle los ataques son reales y en ocasiones con violencia extrema. No nos imaginamos a alguien defendiéndose en la calle haciendo saltos, posturas raras, largas y amplias o dando patadas voladoras. En nuestra academia ofrecemos un sistema aplicable a la realidad de la defensa y protección personal.

2.      Tengo un niño de cinco años de edad, ¿puede ya empezar a entrenar con ustedes?

Sí, claro. Aceptamos niños a partir de los cuatro años de edad, ya que nuestra enseñanza es por medio de juegos y dinámicas que los ayudará a desarrollar su motricidad, coordinación, velocidad, fuerza, elasticidad y, lo más importante, aprenderán un sistema eficaz para su protección personal. 

3.- Mi niña de 10 años de edad sufrió bullying, ¿sus clases pueden ayudarle a superar este problema? ¿Cómo puede defenderse de un ataque de bullying en la escuela?

Desafortunadamente cada día se presentan más casos de bullying en las escuelas. A nuestra academia han llegado niños que han padecido este terrible mal y con la práctica constante han superado el problema, porque han adquirido más seguridad en sí mismos. Con el programa especial de “bullying” que enseñamos  los niños aprenden a cómo evitar y, en último caso, confrontar un incidente de “bullying”, así como a estar siempre alertas para prevenir situaciones que lo puedan poner en riesgo.

4.- ¿Cuál es el concepto de la “Defensa Urbana” que aplican en su academia?

Es muy simple. Sólo enseñamos técnicas, tácticas, conceptos y consejos útiles y funcionales para la defensa real en la calle. Por ejemplo, los niños desde la primera clase aprenden a evitar que una persona más grande se acerque a ellos, qué hacer cuando alguien se los quiere llevar agarrándolos por el brazo o muñeca y a estar siempre alerta de su entorno, para evitar ser sorprendidos por algún agresor.  

5.- ¿Cuál es la metodología de su enseñanza?

Enseñamos Wing-Chun, que está considerado como uno de los mejores sistemas para la pelea real. En esta academia dejamos a un lado todo misticismo y misterio para enseñar nuestro arte de una manera aplicada al combate real. Además, tenemos otros programas especiales como “Extreme Defense” y “Mujeres en defensa”. Todo lo que enseñamos es útil para la defensa personal y el combate real, puesto que no enseñamos posturas elegantes ni complicadas que en situación de peligro real no sirven para defenderse. Nuestros alumnos aprenden técnicas y tácticas sencillas, además de consejos de seguridad para el mundo actual.  

Conforme los alumnos van avanzando de nivel, recreamos situaciones reales de peligro (sentados en una silla o banca, al ir caminando por un parque, esperando a alguna persona o transporte, estando distraídos, amenazas con armas punzocortantes, en un área oscura, entre otras situaciones), para que los practicantes puedan poner en práctica sus conocimientos adquiridos para librarse o escaparse de un ataque callejero, todo con intensión y estrés como pudiera suceder en un ataque de verdad. 

6.- ¿Por qué golpean con el puño vertical y en línea recta? A simple vista parece no llevar mucha fuerza, ¿es cierto esto?

Efectivamente, en los sistemas de Wing-Chun el golpe básico se realiza con el puño vertical desde la guardiaImagen-07 frontal que está al frente del pecho (no desde la cadera como lo hacen la mayoría de los estilos de arte marciales) y sale en línea recta para golpear. Mucha gente por ignorancia o desconocimiento cree que es el único golpe que existe en Wing-Chun, pero esto es totalmente falso ya que al ser un sistema completo de combate también se utilizan los ganchos, codos, dedos, tajos, palmas y en niveles más avanzados el golpe con el puño horizontal. Ahora bien, con el puño vertical se golpea más rápido, en combate cuerpo a cuerpo no necesita mucha distancia, se está más protegido puesto que el codo se encuentra hacia abajo, además de que permite realizar golpes en cadena. Respecto a la fuerza, claro que al hacer impacto con el objetivo se sentirá la potencia que lleva. Es como el impacto del látigo: todo el alzo es flexible, pero al momento en que la punta hace contacto con el blanco se producirá la fuerza del golpe. ¡Tan simple como esto! Recordemos que fuerza no significa dureza y en nuestro sistema buscamos siempre estar relajados. 

7.- ¿Utilizan las patadas altas en su arte de combate?

No, porque no son convenientes en situaciones de defensa personal. Las patadas altas o saltando no son funcionales en las peleas reales, ya que nos pueden agarrar la pierna y tumbarnos o podríamos perder el equilibrio. No somos un arte marcial de fantasía, sino una opción para la defensa y protección personal. Varias personas influenciadas por las películas o por ignorancia, sobre todo los padres de los niños que desean aprender artes marciales, tienen un concepto erróneo de esto, creen que si un arte de combate no utiliza las patadas altas o saltando, entonces no es bueno cuando en realidad es todo lo contrario. Todas las patadas que empleamos buscan golpear del abdomen hacia abajo (genitales, muslos, rodillas, espinillas, metatarsianos del pie); por eso, las patadas bajas son muy efectivas en los combates callejeros, lo que se busca es la efectividad y contundencia no la parafernalia de los movimientos.  

Imaginemos que una muchacha al salir de su trabajo tiene la necesidad de defenderse, porque la quieren asaltar. Por su trabajo de oficinista la chica pudiera ser que vaya con vestido largo, falda o minifalda. ¿Qué pasaría si esta mujer sólo supiera tirar patadas altas para protegerse? No sería nada agradable para ella estar pateando alto con una minifalda puesta, ¿verdad? Sin embargo, si supiera que para defenderse no necesita estar brincando y dando patadas altas de fantasía, pues no le importaría cómo fuera vestida, debido a que sus patadas irían dirigidas a los genitales, rodillas, muslos y articulaciones de las piernas. Seguramente a la chica no le preocuparía que llevara puesta una bonita minifalda. De igual manera pudiera ser que los hombres al traer puesto pantalones de vestir o de mezclilla muy ajustados, obviamente se les dificultaría tirar patadas altas. Es importante saber que en las peleas callejeras todo pasa muy rápido y lo más sencillo es lo más funcional.  

8.- ¿Por qué realizan una postura con los pies hacia adentro? ¿Cuál es su objetivo?

Volvemos al punto anterior. Muchas personas no entienden ―porque nunca han entrenado Wing-Chun― el porqué utilizamos esta postura básica. Es importante recalcar que nadie pelearía con la postura en aducción, sólo la utilizamos para fortalecer nuestros músculos de las piernas. Para el combate y la defensa adaptamos la posición en aducción a una postura más simple y cómoda, como si estuviéramos parados frontalmente, de esta posición se desprende todos los ataques y defensas simultáneamente.  

9.- En sus videos se ven a algunos niños que al parecer no tienen mucha experiencia, ¿por qué?

En realidad, todos los alumnos que aparecen en los videos, hasta ese momento, tenían entre uno y dos meses de práctica y aún así mostraron que lo que habían aprendido sin temor a equivocarse o a ser criticados por los movimientos. Lo que queremos dar a entender es que no se necesita ser un experto para defenderse de verdad de un ataque real. 

10.- ¿Practican combate libre?

Sí, es parte fundamental de la defensa urbana. El combate lo realizamos al contacto completo y se valen los golpes a la cara, patadas a las piernas, derribos, codazos y rodillazos. Todo con la protección adecuada de un equipo de pelea: careta con rejilla, guantes, peto, espinilleras y rodilleras, para evitar lesiones graves. En los niveles más avanzados, también se realiza el combate en el suelo.  

11.- ¿Enseñan a defenderse contra ataques armados?

A partir del segundo nivel, los alumnos empiezan a aprender a defenderse contra amenazas y ataques de cuchillo o cualquier arma punzocortante. Posteriormente contra ataques de palo, tubo o bats de beisbol. Las defensas contra armas de fuego se enseñan a los mayores de 15 años, porque no sólo es saber hacer la técnica y ya, ¡no! Hay otras cuestiones muy importantes que aprender para este tipo de desarmes, aprender las técnicas es únicamente una mínima parte de este tipo de defensas contra armas de fuego. No le jugamos al héroe, por eso es muy importante hacer consciencia que aprender a defenderse contra pistolas no sólo es realizar una técnica rápida y muy bonita. ¡Cuidado con eso! Se debe practicar mucho para lograr desarmar alguien en la realidad. 

12.- ¿Qué enseñan exactamente con la “Prevención del delito”?

La prevención del delito juega un papel muy importante en los entrenamientos serios de la defensa y protección personal. Si se puede evitar que nos asalten, agredan o algo peor es mucho mejor que enfrascarse en una riña contra tres, cuatro o cinco agresores, que incluso podrían estar armados. En una pelea real todo puede pasar. Por tal motivo, enseñamos y orientamos a los alumnos a cómo evitar situaciones que los puedan poner en riesgo serio en la calle, casa, escuela o cualquier lugar público. Si la prevención llegara a fallar, entonces sí ya entran las cuestiones defensivas y combativas, para lo cual entrenamos y preparamos a nuestros alumnos.  

13.- ¿Participan en torneos de artes marciales?

No, porque no es ése nuestro enfoque. No somos un arte marcial de competencia ni deportivo ni fantasioso, sino un sistema para la defensa y protección personal. En nuestra academia preparamos a nuestros alumnos para la vida real no para ganar un trofeo.

 

 

Protegiéndonos en la calle

En julio de 20102 nuevamente el profesor Guillermo García Salmorán, haciendo uso de sus conocimientos, estudios especiales y experiencia, escribió esta nota interesante para una revista de artes marciales y Fitness, donde expone algunos consejos prácticos para cuidarse en la calle. Técnicas y tácticas sencillas que pueden aplicarse ante una agresión real. De repente en la calle se presentan ataques a diferentes personas sin importar edad, sexo o condición económica. No obstante, son muy pocos lo que realmente se interesan por aprender un sistema efectivo para su defensa y seguridad personal. Estos consejos pueden serles de mucha utilidad.

Defensa Urbana

Entérate de lo qué es la defensa urbana. Da doble clic sobre la imagen y lee este interesante artículo que escribió el maestro Guillermo García Salmorán para la revista DND Deportiva, edición julio 2015.

Artículo

Wing-Chun aplicado al combate real

 Wing-Chun aplicado al combate real

Más que un puño vertical 

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista “Cinta Negra”, enero de 2012

Desde la creación del Wing-Chun su enfoque fue puramente combativo. De hecho, según cuenta la leyenda, la monja que lo creó fue para vencer a los estilos tradicionales de Kung-Fu que se practicaban en aquel entonces en el Templo Shaolin, ya que sus posturas eran largas y muy complicadas para realizarlas en una pelea de verdad. Además de que necesitaban años de práctica para poder siquiera atacar.

¿Por qué funciona en una pelea?  

ExtremeDefense-4El Wing-Chun es un sistema simple, rápido y económico en movimientos. Es un concepto de autodefensa de origen chino y hace énfasis tanto en el golpeo como en la lucha cuerpo a cuerpo. Además de que proporciona a sus practicantes disciplina, coordinación, velocidad, resistencia, fuerza, agilidad, flexibilidad y mejora el sistema inmunológico. Mucha gente piensa que en el Wing-Chun sólo se combate con el puño vertical y con las piernas en aducción. La verdad, a veces hasta me da risa al oír tal aseveración. Eso únicamente demuestra la ignorancia de ciertas personas y que tal vez nunca han entrenado Wing-Chun de verdad. Es cierto que al igual que en muchas otras artes de combate, existen varias ramas del sistema con conceptos, movimientos y técnicas totalmente diferentes. Algunos profesores se enfocan más en lo que yo llamo “juego de manos” (como el Chi-Sao, Dan Chi-Sao, Poon Sao o Lap-Sao) que en la aplicación de los movimientos y conceptos para la pelea real. En el Wing-Chun también se emplean los codos, antebrazos, ganchos, dedos, canto de la mano, agarres, rodillazos, diferentes patadas para el combate. Es más, ya aplicado en una riña callejera hasta morder, jalar el cabello, dar cabezazos y pelear sucio se vale también. Todo es cuestión de educar y moldear a los practicantes con los conceptos de este efectivo sistema de defensa personal, basado en golpes continuos, pasos cortos y explosivos, además de defensas y ataques simultáneos. Esto quiere decir que el mismo movimiento que realicemos para defendernos de la agresión de un atacante, nos va a servir para golpearle contundentemente.

El Wing-Chun está basado en conceptos y principios que rigen la manera en que el practicante debe moverse, golpear, entrenar y, lo más importante, pelear. En los conceptos se esconde la verdadera lógica de este sistema chino, para poder aplicar todas las técnicas y estrategias para el combate real. Este arte fue creado para repeler cualquier ataque de manos y pies. Sin embargo, aunque muchos no lo crean, también se combate en el piso; asimismo, posee aplicaciones para defenderse contra diferentes ataques armados de palos, cuchillos y en los niveles más avanzados contra armas de fuego. Estamos hablando del Wing-Chun moderno no del tradicional, ya que como muchas artes marciales de antaño han sufrido cambios para adaptarlas a los tiempos modernos, el Wing-Chun no es la excepción. No obstante, jamás me cansaré de decir que no hay arte marcial supremo y mucho depende más de la aptitud del practicante que del estilo, arte o sistema. La aplicación real dependerá de la situación que la persona esté viviendo en ese momento. En el Wing-Chun no existen las técnicas prefabricadas, uno debe aprender a adaptarse a las circunstancias específicas y actuar sin planificar nada. ¡No se puede aprender a pelear, a menos que se pelee!

 

¡Clase especial!

Diferentes instantes de la clase

El pasado 4 de agosto la Academia Defensa Urbana México ofreció una clase especial respecto al bullying. Se trató este tema de forma completa, desde quiénes lo ejercen y padecen, así como cuáles podrían ser las consecuencias tanto para el acosador como para la víctima. Asistieron niños desde los 5 años hasta los 13 años de edad, y aunque se podría decir que es un asunto que sólo va dirigido a los niños y adolescentes también hubo adultos que se interesaron en tomar esta clase especial, quizá para enseñarles a sus hijos qué pueden hacer en caso de sufrir este terrible mal.

Hoy, el bullying se ha convertido en un cáncer de la sociedad, miles de personas lo sufren y muchas veces no saben qué hacer ante tal situación. En esta academia preocupados por la seguridad de los niños desarrollamos un programa especial antibullying. Durante la clase se entrenaron técnicas y tácticas sencillas para evitar o, en última instancia, enfrentar el bullying. Los asistentes pudieron practicar defensas contra uno o varios atacantes, escapes de candados o ahorcamientos en el suelo, combate libre, así como cuáles serían las mejores estrategias para poder escapar, si es necesario y posible, del o los acosadores. Los presentes aprendieron a identificar conductas de acoso e intimidación y a quiénes podrían ser los que lo ejercen. De igual modo, se les dio una serie de consejos prácticos para evitar o confrontar este problema que afecta en su mayoría a niños en etapa escolar.

CURSO DE VERANO “SEGURIDAD INFANTIL”

¿Eres víctima de “bullying” en tu escuela? ¿Te han agredido en la calle y no sabes qué saber? ¿O simplemente quieres aprender a evitar situaciones peligrosas en la calle? Si es así, te invitamos a que participes en nuestro curso especial de varano “Seguridad Infantil”, el cual está dirigido a niños de 4 a 15 años de edad (ambos sexos) sin importar si tienen o no conocimientos de algún arte marcial o sistema de combate. Nuestro método es simple, rápido y directo, no requiere de habilidades especiales para poder defenderse. Las técnicas y tácticas que enseñamos son útiles para la vida real.

En este curso aprenderás defensa contra los ataque más comunes que se presentan en la calle en una confrontación real: ahorcamientos, jalón de cabellos, golpes a la cara, patadas, agarre de muñecas y brazos, los llamados “abrazos de oso”, defensa básica contra un palo o tubo y cómo enfrentar una agresión en el piso. Asimismo, les enseñaremos a cómo evitar o, en última instancia, confrontar una situación de “bullying” en tu escuela, así cómo ha identificar conductas que los puedan poner en peligro en la calle.

* Se hará entrega de una constancia de participación a todos los que terminen el curso.

* El curso es teórico y 100% práctico a la vez.

* Sólo aprenderán técnicas y tácticas para la defensa y seguridad personal real.

Vísitanos o ponte en contacto con nosotros para obtener más información del curso. ¡No faltes, porque te aseguramos que te será de gran utilidad para tu vida!

(55) 24840090

04455 40917608

informes@defensaurbana.com

Entrenamientos

Da clic en la imagen para ampliarla y ver los horarios que ofrecemos.

             PresentaciónPuerta1

Wing-Chun contra la historia

Wing-Chun contra la historia 

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en el “Directorio Nacional Deportivo”, abril de 2008 

El Templo Shaolin ha sido destruido por los manchúes, sólo cinco monjes (entre ellos una mujer) logran escapar. Cada uno toma caminos diferentes para poder preservar el legado Shaolin. Ng Mui, la única monja del templo y que logró escapar, se refugia en la montaña Tai Leung en el templo de la Grulla Blanca durante mucho tiempo. Como cualquier persona tenía que comer y para hacerlo bajaba al pueblo para comprar sus víveres. Fue en una de esas ocasiones cuando conoció a una joven bella llamada Yim Wing-Chun. Esta joven tenía problemas con un forajido, quien la estaba obligando a que se casara con él. La monja al saber que la chica era débil y no sabía defenderse, decide ayudarla para que no se casara que el tipo que la estaba amenazando. Para esto, Ng Mui le empieza a enseñar un estilo rápido, directo y económico en movimientos que desarrolló mientras estuvo en el Templo Shaolin.

Después de un tiempo de enseñarle su estilo, el cual no tenía nombre hasta ese momento, Yim Wing-Chun decide enfrentar a su acosador para que la dejara vivir en paz. El agresor pensó que por ser mujer la vencería fácilmente, pero ¡oh sorpresa! La chica salió airosa y su asediador jamás la volvió a molestar. En honor a la bella joven, Ng Mui decidió llamar a su estilo Wing-Chun (en cantones Yong-Chun) que significa “Bello tiempo de primavera”. Ésta es la historia más conocida y hasta hace poco aceptada acerca del origen del Wing-Chun. Sin embargo, actualmente hay varios maestros, sobre todo occidentales, que están dudando del origen de este estilo. Incluso algunos se atreven a afirmar que Ng Mui jamás existió, que es sólo un mito como muchas historias chinas. Esto lo dicen con base en que China es un país muy supersticioso, ya que muchas de sus creencias tienen base en leyendas ancestrales, o seres mitológicos que guían sus vidas, entre otras cosas.

También aseguran que es difícil que una mujer haya creado un estilo tan efectivo, además de que dicen que en Shaolin nunca se permitió la entrada a mujeres y menos que fueran guerreras. Ésta es otra teoría que cada día toma más fuerza entre los practicantes de Wing-Chun de todo el mundo. Si existió o no eso no lo sabemos, porque no estuvimos ahí para atestiguarlo y hasta ahora nadie ha podido confirmarlo fehacientemente. Supongo que dudan de la creadora por ser mujer: ¿cómo
es posible que una monja haya desarrollado un estilo tan efectivo para la defensa?, ¿acaso tuvo varios enfrentamientos y con base en esta experiencia creó un sistema contundente y de manera científica? Según cuenta la leyenda, Ng Mui desarrolló este estilo para contrarrestar a los sistemas clásicos de Shaolin, los cuales utilizaban posiciones bajas, largas y muy incomodas que no eran útiles para la pelea real, pero aquí surgen otras dudas, ¿qué estilo o estilos aprendió durante su estancia en Shaolin? ¿Cuál fue realmente la base del desarrollo de su sistema: estilos sureños, norteños o internos? Si tomamos esto como base, tendríamos que descartar los estilos norteños, ya que una de las cosas que a la monja no le gustaban eran las posiciones largas, como la mayoría de los estilos del norte. Entonces, ¿de dónde surgió? ¿De la mantis, de la grulla, del tigre o del dragón? Hay otra teoría más acerca del origen del Wing-Chun que dice que Ng Mui al ver una pelea entre una grulla y un zorro, otros dicen que fue una serpiente e incluso un tigre, ¿más dudas?, creó su estilo haciéndolo único y efectivo. En lo personal, también descartó esta teoría por ser absurda y no tener fundamentos sólidos para creerla.

De acuerdo a mi investigación, Ng Mui fue experta en varios estilos, entre ellos el Wudang, el cual refiere su nombre a las montañas de los taoístas del mismo nombre en la provincia de Hubei. Otro estilo que aprendió fue el Yuejiaquan, fundado y desarrollado por Yue Fei, un patriota y militar nacionalista que peleó durantela Dinastía Songdel Sur. Este estilo sureño es casi desconocido en Occidente, pero es en este sistema donde encontré lo que podría ser la base fundamental del Wing-Chun, debido a que fue un estilo que se enseñó principalmente a los soldados porque era simple y directo, con ataques orientados para el ejército y que está basado en técnicas internas y externas con golpes dirigidos a los puntos más vulnerables del cuerpo humano. Esto suena más lógico dada la similitud que existe entre ambos estilos, pero aquí viene otra interrogante: ¿si Ng Mui fue experta en estilos de Wudang, qué hacía en Shaolin? Incluso la historia cuenta de una supuesta rivalidad entre Shaolin y Wudang, ¿o acaso es otro mito chino? Para aquéllos que dudan de que en el Templo Shaolin no hubo monjas siento mucho decepcionarlos, porque de acuerdo con una fuente muy confiable que consulté sí hubo, pero estaban separadas de los monjes y tenían el doble de reglas, 500 en total. Sea como sea, lo cierto es que el Wing-Chun se convirtió en uno de los estilos más practicados en todo el mundo, por algo ha de ser. 

Tradicional o moderno

Otras de las polémicas que surgen actualmente entre los practicantes es que aseguran que el Wing-Chun tradicional ya no es tan bueno como antes, debido a que los tiempos cambian y que por eso hubo la necesidad de modificarlo. Estas cuestiones también se prestan para el debate. Muchos maestros orientales y occidentales han modificado el sistema que aprendieron de sus maestros, porque sostienen que ya no era útil para nuestros tiempos y que habría que adaptarlo a las nuevas circunstancias que presentaba la vida; además de que la mayoría jura haber aprendido todo el estilo en secreto de parte de su Sifu. Por ser un estilo simple y directo, muchas personas han creado su propia versión, añadiéndole o quitándole varios movimientos para, según ellos, hacerlo más efectivo. Le han modificado desde la posición básica de las piernas hasta cambios en los movimientos de manos, brazos y las patadas. De hecho, también algunas ramas accidentalizadas del sistema han creado la pelea en el suelo, esto a raíz de que a principios de la década de los noventas un grupo de arte marcialistas provocó un auge en todo el mundo, organizando torneos donde ponían a prueba la vulnerabilidad de muchas artes marciales, en cuanto a la pelea en el suelo. Obvio, esto causó mucho impacto en la mayoría de los practicantes, quienes empezaron a dudar de su estilo y de sus maestros. No obstante, los grandes maestros jamás hicieron caso de esta polémica, hasta me atrevo a decir que se rieron mucho de ver cómo un par de sanguinarios casi se mataban en un octágono, llenando el ego de los organizadores que se empezaron a creer invencibles. Pero como dice la ley de la gravedad: “Todo lo que sube tiene que bajar”, y así fue. De pronto, esos “invencibles” pasaron al anonimato y con varias peleas perdidas en su haber. Afortunadamente este auge de creer que todas las peleas terminan en el suelo está pasando de moda, y en unos años más será otra cosa la que impacte al mundo de las artes marciales.

Quiero dejar en claro que en el auténtico Wing-Chun jamás ha existido la pelea en el suelo. El Gran Maestro Yip Man nunca enseñó a nadie técnicas para pelear en el suelo, ya que el verdadero estilo fue creado para pelear de pie en un espacio reducido. Y como decían los grandes maestros del Wing-Chun “si tu oponente llega a estar en el suelo es porque ya lo venciste”. También se dice que el propio Yip Man aprendió dos versiones diferentes del sistema de parte de sus maestros cuando vivió en Futsan, en donde el tipo de patadas eran diferentes a como lo enseñó en Hong-Kong. Es a partir del Gran Maestro Yip Man que el Wing-Chun daría un giro importante para su historia. En 1900 Yip Man se mudó a Hong-Kong y ahí tuvo varios alumnos destacados como Wong-Shun Leung, Moy Yat, Bruce Lee (ambos ya fallecidos) William Cheung, Hawking Cheung, Victor Kan y Leung Ting. Éste último quizás el más renombrado a nivel mundial, y quien posee una de las organizaciones más fuertes del mundo, no sólo de Wing-Tsun (como él así denomina a su estilo) sino de todas las artes marciales. La mayoría de los alumnos destacados de Yip Man modificaría ligeramente el estilo que habían aprendido para adaptarlo a sus preferencias personales, de acuerdo a sus propias experiencias en peleas reales o de cómo asimilaron lo que aprendieron de su maestro. Se trata de una visión distinta de un mismo sistema y todas son válidas, porque cada estilo modificado aporta algo diferente e interesante. Las nuevas generaciones siguen modificando el arte para atraer más adeptos o para ganar más dinero, lo cual no está mal siempre y cuando enseñen con ética y sin engañar a sus alumnos.

Hoy, la mayoría de los estilos tradicionales han sido modificados por sus practicantes creando otras ramas o como dicen ellos “hemos mejorado nuestros sistemas para hacerlos más útiles a nuestra época”. Quizá esto lo digan porque en la actualidad nadie pelearía con el estilo del mono, la grulla, del tigre u otro animal, o porque en este siglo quien te quiere atracar lo hace con un cuchillo o pistola. Lo cierto es que si alguien nos ataca con un arma fuego, lo mejor será no hacer nada heroico y creernos Superman. Ni el mejor estilo del mundo puede hacer nada frente un arma de fuego, las balas matan y apuesto a que la mayoría no está entrenada ni preparada para afrontar este tipo de situaciones. El Wing-Chun es un estilo muy efectivo en la pelea frontal contra un agresor que no tiene armas, si se llega a tener este tipo de agresión lo mejor será estar bien preparado para salir avante, sino es mejor huir si se puede y no hacerle al Jackie-Chan o Bruce Lee. Ante todo inteligencia y amor propio, pues nada vale más que nuestra vida.

 Para todos los que somos amantes del Wing-Chun lo más importante es que a pesar de tantas versiones del origen y modificaciones del estilo creado o no por la monja Ng Mui, nos sentimos seguros y practicamos un verdadero arte para la defensa personal, pero repito no hay que hacer nada estúpido ante una situación de peligro real ni tampoco queramos seguir modificando el sistema o peor aún crear nuestra rama con base en nuestras nulas experiencias de defensa personal. Para que un arte sea efectivo debe tener fundamentos  para comprobar que lo es.

A pesar de que su origen no es seguro y que cada día surgen más versiones (y seguirá habiendo más), el Wing- Chun se ha convertido en el estilo más famoso de las artes marciales chinas. Si surgió o no en Shaolin, si fue o no la monja Ng Mui su creadora, lo cierto es que ni el tiempo ni la historia podrán derrotar a este inigualable sistema de defensa personal.

 

    

Pequeños Dragones

Pequeños Dragones

Por Guillermo García Salmorán

Artículo publicado en la revista de artes marciales del “Templo Shaolin México” 

Dragon Ball, Kung-Fu Kid, Power Rangers, Avatar, Mulan, Wendy Wu, Las Aventuras de Jackie-Chan y Kung-Fu Panda son personajes de artes marciales que han invadido la pantalla chica y grande, para deleite de todos los niños que tienen la ilusión del poder, la sabiduría, de jugar a ser líderes y de convertirse algún día en súper estrellas. Muchas personas se iniciaron en las artes marciales gracias a las películas de Bruce Lee, Jackie-Chan o Jet Li para tratar de emular sus habilidades que demuestran en el cine. Pero, ¿quién no soñó con esto y más cuando fue niño? Incluso muchos lo siguen haciendo a pesar de ya no ser unos chiquillos. De niños somos sinceros, dulces y amorosos. Imaginamos o jugamos a mejorar nuestro planeta con nuestros propios inventos. Escogemos a un personaje, que lo hacemos nuestro ídolo, para ir luchar en contra de las injusticias. Sin embargo, un día nos damos cuenta que en realidad no tenemos superpoderes como nuestros héroes, nos volvemos muy extravertidos porque tenemos mucha energía que no podemos controlar. Es entonces cuando nuestros padres buscan que realicemos alguna actividad física, y muchos de ellos eligen a las artes marciales como la disciplina que moldeará nuestras vidas.

La puerta hacia el crecimiento

Es verdad que cualquier deporte -bien enseñado y practicado- proporciona muchos beneficios a los niños, pero las artes marciales les brindan la oportunidad de desarrollar habilidades y destrezas físicas que otra disciplina no les daría. ¿Por qué? Porque el Kung-Fu, Karate, Tae-Kwon-Do u otra técnica marcial les enseña a ser disciplinados, a integrarse a la sociedad, a superar la timidez, los aleja de los vicios, les inculca el respeto a sus maestros, padres y compañeros, en algunos casos también aprenden a defenderse y, lo más importante, se vuelven seres responsables. Cuando un niño se adentra en el mundo de las artes marciales uno de sus mayores desafíos es lograr que se concentre en lo que realiza. Si lo hace mejorará su coordinación, lo cual quiere decir que su mente y cuerpo está trabajando juntos, así de esta manera irá adquiriendo más confianza y su desempeño será mejor. Los pequeños se fascinan con los movimientos que tienen los diferentes estilos, ya que se identifican con el símbolo del héroe invencible y esto hace que su habilidad crezca día con día. Con el tiempo, los padres de los chiquillos se dan cuentan que la práctica marcial empieza a rendir frutos en el desarrollo y comportamiento de sus hijos, pues éstos comienzan a mejorar en la escuela y también adquieren una seguridad personal muy útil para la vida. Sin embargo, los niños necesitan que se les motive constantemente, ya sea por sus padres o sus profesores, porque es normal que cuando encuentren dificultades en su práctica o experimenten una frustración, se desanimen y no quieran volver a entrenar.

Demonios internos

Todos alguna vez en la vida hemos experimentado miedo, odio e ira. Estos “demonios internos” frenan el avance de los niños en su camino marcial, pero es aquí donde el papel del maestro entra en juego. Si el pequeño recibe amor y respeto por parte de sus instructores, eso mismo darán ellos, ya que los ven como una guía y muchas veces hasta como una inspiración, pero cuidado si el maestro los decepciona porque entonces ya no creerán en él y es muy seguro que abandonen la escuela y busquen otros rumbos. Tal vez jamás regresen a entrenar artes marciales. Muchas veces los niños que tienen una baja autoestima no logran los mismos resultados que los que poseen una buena seguridad en sí mismos, debido a que estos últimos –al tener una aptitud positiva– la construyen mediante experiencias de éxito y buena guía marcial y espiritual. Las artes marciales ofrecen a los peques esas pericias, puesto que con el entrenamiento pueden aumentar la confianza. Una vez que el niño siente que su seguridad interna mejora, su esfuerzo en los entrenamientos será mejor y sin reservas. Para que los niños puedan deshacerse de sus “demonios internos” necesitarán la orientación de sus maestros o instructores, pero si éstos no están capacitados para enseñarles el camino correcto o cómo deben luchar contra ellos mismos, lo más seguro es que los infantes se den por vencidos y no vuelvan a practicar ningún arte marcial, y lo peor es que se decepcionarán de sus maestros. A los niños hay enseñarles de forma correcta, guiarlos, darles seguridad, apoyarlos para que de esta manera eliminen para siempre esos monstruos que les impiden seguir adelante. Necesitan una excelente guía en los aspectos mental, físico y espiritual dentro del arte guerrero para que desarrollen todo su potencial. Si al alumno se le trasmite confianza, esto será la fuerza que necesite para que pueda asumir retos que a lo mejor le parezcan imposibles y logre cumplirlos. Para que un niño vaya subiendo de nivel, en el arte que practica, se les debe corregir cada error que pudieran tener y enseñarle que las situaciones en cierta ocasiones parecen difíciles, pero que se deben asumir como parte de la vida para poder crecer. Muchas veces el enemigo a derrotar no está a nuestro alrededor, sino dentro de uno mismo. Si el niño entrena con perseverancia se volverá más fuerte y hábil técnicamente, desarrollará autoconfianza, lo cual le ayudará para que se desenvuelva en sus relaciones personales.

Las formas

El Kung-Fu, más que cualquier otro arte marcial, posee una gran variedad de formas a manos libres y con armas que son muy vistosas para el espectador. Hay rutinas que representan a varios animales, tales como el tigre, el leopardo, la grulla, el mono, la serpiente, el mitológico dragón, la mantis religiosa, además de un borracho (de cuerpo no de mente) y un centenar de imitaciones más. El entrenamiento de las formas proporciona una buena orientación del espacio, equilibrio, fuerza, fortalecimiento de los músculos, concentración y precisión. Algunos profesores utilizan la numeración como ayuda para enseñar de manera correcta estas secuencias a los niños. Cada que cuenta un número, el pequeño debe realizar un movimiento adecuado de la rutina que está aprendiendo. Por lo general, los niños empiezan con rutinas básicas, es decir, que no poseen movimientos difíciles de realizar. De forma gradual, los niños aprenden a hacer mejor su forma, y así sucesivamente hasta que estén listos para las ejecuciones más avanzadas. La mayoría de las veces los niños muestran entusiasmo por aprender las formas, ya que les gusta hacer volteretas y saltos que tal parece les provoca entusiasmo y esfuerzo. De hecho, se ha llegado a crear en ciertos momentos una competencia sana entre los niños y esto es bueno, ya que cada uno intentará esforzarse cada día más para demostrar que es mejor que su compañero. La competencia no es mala, siempre y cuando el maestro o instructor sepa educarlos para que no caigan en disputas que rompan con la armonía de la clase e incluso de la academia. Las formas simulan ataques y defensas contra uno o varios atacantes, y según dicen algunos maestros son la esencia del estilo que se entrena. Al entrenar estos movimientos entrelazados se obtienen beneficios tanto somáticos como psíquicos, además de que proporciona salud mental y veces son buenas para eliminar ciertas enfermedades como una gripe ligera o el asma.

El arma secreta

Mucha gente piensa que los chicos que entrenan artes marciales se vuelven violentos e irrespetuosos, sin embargo, muchas veces son más tranquilos y disciplinados que la mayoría de los niños que no practican ningún deporte. La labor que tienen los maestros que están a cargo de los chiquitines es muy importante y hasta muchas veces transcendental, puesto que no sólo se trata de enseñarles habilidades técnicas para defenderse, o cómo ser buenos competidores para ganar trofeos o medallas, sino crear una base sólida que les ayude a enfrentar la vida de diferentes maneras, a crecer con responsabilidad y fomentar una autodisciplina que les servirá para su conducta diaria. Preocuparse por el desarrollo de los niños y darles afecto, es el arma secreta que todo maestro necesita para ganarse a sus alumnos pequeños. De nada servirá ser el “mejor profesor”, tener varios trofeos, medallas y diplomas o incluso ser campeón de no sé cuánto torneo, si no sabe transmitir el conocimiento con lucidez. Si a un niño se le motiva constantemente y se le corrige sus errores, sin duda apreciará más a su maestro o instructor, porque se dará cuenta que sí le importa su educación y su progreso. Cuando un infante se siente amado o apreciado, su desempeño mejora y por ende los resultados son sobresalientes. Así es, puede ser que en muchas escuelas de artes marciales se encuentren muchos “Pequeños Dragones” quienes dejan su alma en el entrenamiento, porque tienen la ilusión de convertirse en algún héroe de pantalla, otros quizá quieran ganar muchos torneos o llegar algún día a representar a su país en alguna justa internacional. Todo esto es bueno y válido para los pequeñines, puesto que nadie tiene el derecho de borrarles las ilusiones y mucho menos de robarles ese gran sueño, ya que tal vez ésa sea su única fuente de inspiración. No olvidemos que cuando se admira a alguien se suele entrenar mejor, pues el propósito es ser como ese “alguien” a quien tanto se idolatra. Adelante pequeños dragones, los únicos que pueden detener su camino hacia el éxito son ustedes mismos. ¡Querer es poder! Como decía el Pequeño Dragón, Bruce Lee: “Saber no es suficiente, debemos aplicar. Desear no es suficiente, debemos hacer”.